Nacional

La marca CAM no desaparecerá tras la compra de la caja

La venta de la CAM no significará la desaparición de la marca CAM. "A pesar del castigo que ha tenido desde que se rompió el proyecto de Banco Base, el nombre se seguirá manteniendo porque continúa fidelizando a muchos clientes, especialmente en zonas rurales y pequeños núcleos urbanos", argumentan desde varios despachos de la caja alicantina. Ese mismo razonamiento mantienen desde algunas de las entidades que han estudiado la compra de la CAM. "La caja está integrada en la vida alicantina y sería una mala estrategia hacerla desaparecer", insisten desde una de ellas.

Si finalmente el Sabadell, como así tiene ya asumido el sector, se convierte el próximo viernes en el nuevo dueño de la entidad alicantina, el manteniemiento de la marca CAM estaría más cerca de producirse. De hecho, esa ha sido la filosofía del banco catalán en todas sus anteriores adquisiciones. Unir la marca Sabadell a la de la entidad comprada (Sabadell-Atlántico, Sabadell-Solbank o Sabadell-Guipuzcoano) o, como en los casos del Urquijo o Herrero, mantener la nomenclatura originaria.

Incluso, en el proceso de subasta de Cajasur, en el que también estuvo inmerso el Sabadell, el banco catalán incluía en su plan mantener la marca Cajasur en las fachadas y escaparates de la entidad gestionada por la Iglesia antes de la intervención del Banco de España. Consultado sobre esta posibilidad al propio Sabadell, la entidad no realiza ningún tipo de declaración oficial al respecto "al estar dentro de un proceso confidencial".

Sin embargo, desde el sector y los sindicatos se da por hecho que la marca CAM continuará en el escaparate financiero español si esta entidad es absorbida por el Sabadell. "Nosotros abogamos por ello y así lo hemos pedido en la ronda de contactos que hemos mantenido con todas las entidades que acudieron al proceso de ofertas no vinculantes por la CAM", explican en la sección de CCOO de la caja alicantina.

"Borrar el nombre de una entidad de un plumazo es contraproducente porque puede provocar la fuga de muchos clientes molestos con la desaparición de su entidad de toda la vida", asumen desde un banco comprador de una entidad intervenida. De hecho, tanto Caja Castilla La Mancha, reducida al acrónimo CCM, muy vinculada con su anterior marca, como Cajasur siguen manteniendo su imagen tras sus respectivas subastas.

"Mantener el vínculo social, a través de la marca, será fundamental para el nuevo comprador porque hay muchos clientes que han cambiado de entidad ante los problemas que está atravesando la CAM. Algunos de ellos estarían dispuestos a volver con el respaldo de una entidad solvente", explican en UGT. Tanto CCOO como UGT han matenido contactos con las secciones sindicales de BBVA, Santander, Sabadell, Ibercaja, Barclays y CaixaBank para establecer una hoja de ruta en la negociación laboral con el nuevo comprador.

"Nuestro primer compromiso será mantener el empleo", confirman en las dos centrales sindicales. En estas conversaciones, los representantes sindicales del Sabadell trasladaron la intención de la entidad de mantener, aunque sensiblemente reducidos, los servicios centrales de la CAM. A diferencia del resto de pujadores iniciales, según los mapas de red que manejan en ambos sindicatos, el Sabadell es la entidad donde se produce menos solapamiento de oficinas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba