Nacional

Los fiscales catalanes no se querellarán contra Mas pero le critican su "falta de lealtad" a la Constitución

Pese a la decisión unánime de que no existe base jurídica para presentar una querella contra el presidente catalán, la Fiscalía Superior de Cataluña sí le reprocha el uso de "argucias jurídicas sin precedentes" para llevar a cabo el referéndum. 

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce Efe

Los fiscales catalanes decidieron por unanimidad que no existía base jurídica para querellarse contra el presidente Artur Mas por haber llevado a cabo la consulta del 9N, y pese a que consideran que no hubo desobediencia por no haber existido una "orden directa", sí le reprochan al presidente catalán su "falta de lealtad" a la Constitución, según publica el diario El País

En un informe remitido al fiscal general del Estado han criticado la "absoluta falta de lealtad al acuerdo constitucional" de Mas, al que acusan de utilizar "argucias jurídicas sin precedentes" para poder realizar finalmente su simulacro de consulta a pesar de la suspensión del Tribunal Constitucional. 

Pese a este tirón de orejas al presidente catalán, la Fiscalía Superior de Cataluña rechaza emprender acciones penales contra Artur Mas y contra su vicepresidenta Joana Ortega, y esta decisión la defiende en base a cuatro argumentos. El principal, es que no existió desobediencia, ya que para ello debe existir una "orden concreta, clara y determinada" dirigida a "una persona" en particular, requisitos que no se dieron por parte del Tribunal Constitucional. 

Este órgano se limitó a suspender de forma cautelar los preparativos del 9N por el tipo de recurso presentado por el Gobierno. Este es el segundo argumento, que explica que se trató de un proceso automático que sin embargo no deja ver cuál es el criterio del Constitucional, que no ha deliberado ni se ha pronunciado sobre el fondo del asunto. En ese caso, los fiscales catalanes dudan de que se esté desobedeciendo a un tribunal si éste ni siquiera ha planteado su criterio. 

Además, aluden a la inclusión de la convocatoria ilegal de elecciones o consultas por la vía del referéndum como delito en 2003, cuando se reconoció que era necesaria la figura de un delito específico más allá de la desobediencia. Pese a que José María Aznar lo introdujo en pleno auge del Plan Ibarretxe, José Luis Rodríguez Zapatero lo eliminó, dejando a los fiscales sin instrumentos para perseguir este tipo de conductas

Por último, señalan que el delito de desobediencia es demasiado genérico, de ahí que su aplicación haya resultado siempre compleja. 

Los fiscales catalanes se reunirán este miércoles con el fiscal general del Estado, que convocó la Junta de Fiscales de Sala para aplicar los "mecanismos de corrección" previstos ante las discrepancias jurídicas detectadas entre la Fiscalía de Cataluña y la Fiscalía General del Estado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba