Nacional

La banca estaría dispuesta a condonar el 50% de la deuda griega como máximo

 Los países de la eurozona quieren tener listo un paquete global para la crisis de la deuda antes de la próxima cumbre de líderes de la UE, el domingo 23, según informó ayer el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, tras la reunión del G-20 en París. Desde hace días en Alemania se da por hecho que va a producirse una reestructuración de la deuda griega, que en medios germanos se estima que podría ser de entre el 50 y el 60 %, lo que implicaría a los acreedores de Grecia y tendría fuerte impacto en la situación de la banca privada.

 Los países de la eurozona quieren tener listo un paquete global para la crisis de la deuda antes de la próxima cumbre de líderes de la UE, el domingo 23, según informó ayer el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, tras la reunión del G-20 en París. Desde hace días en Alemania se da por hecho que va a producirse una reestructuración de la deuda griega, que en medios germanos se estima que podría ser de entre el 50 y el 60 %, lo que implicaría a los acreedores de Grecia y tendría fuerte impacto en la situación de la banca privada.

Ackerman se pronunció el pasado jueves en contra de los planes de recapitalizar la banca, que calificó de contraproducente, con el argumento de que sería una señal clara de que se prepara una reestructuración de la deuda griega de forma inminente. En una conferencia pronunciada en Berlín, Ackermann criticó las propuestas del presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, de recapitalizar aquellos bancos que lo precisen. Ackermann dijo que el mercado no va a poner a disposición los medios para la recapitalización y añadió que la financiación de los bancos no es el problema, sino el hecho de que la deuda soberana ahora tiene riesgo.

La propuesta de Barroso fue asimismo rechazada por la Asociación de Bancos Alemanes (BdB), que advierten de sus posibles efectos contraproducentes. Ackermann añadió, además, que su institución no va a requerir de tales apoyos. Las declaraciones de Ackermann, considerado en Alemania la quintaesencia de la arrogancia banquera, han desatado una ola de críticas, especialmente entre la oposición socialdemócrata y verde, pero también en las filas gubernamentales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba