Nacional

La Junta de Castilla-La Mancha se querella contra dos exaltos cargos de Barreda

Se trata del ex director general de Deportes, Roberto Parrado, y del ex secretario general de Educación, Tomás Hervás a quienes se les acusa de "prevaricación, falsedad y malversación de fondos públicos" por un polideportivo municipal en Ciudad Real.

María Dolores de Cospedal, presidente de la Junta de Castilla - La Mancha
María Dolores de Cospedal, presidente de la Junta de Castilla - La Mancha EFE

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha presentado este jueves una querella contra el exdirector general de Deportes del Gobierno socialista Roberto Parrado y el ex secretario general de Educación, Tomás Hervás, por presunta "prevaricación, falsedad y malversación" de fondos públicos. Según ha explicado el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, Leandro Esteban, la querella se ha presentado "por la supuesta realización de unas obras que no llegaron a plasmarse" en unas pistas de atletismo de un polideportivo municipal de Ciudad Real en el año 2005.

En su comparecencia posterior al Consejo de Gobierno celebrado este jueves en Toledo, Esteban ha asegurado que estos hechos "pueden ser constitutivos de un delito de prevaricación porque se han tomado resoluciones administrativas injustas a sabiendas de que lo eran por parte del Gobierno anterior". Además, el delito de malversación se debería a que "presuntamente se pagó a una empresa por obras no realizadas, por lo que además podría apreciarse delito de falsedad en documento público, con la emisión de certificaciones falsas que acreditarían la realización de las obras inexistentes que nunca se llegaron a realizar".

Sobre la querella

El portavoz ha aseverado que el Gobierno regional ha defendido que los ciudadanos "tienen dos derechos fundamentales e inalienables: el derecho a conocer el empleo del dinero público y el de pedir responsabilidades a quien haya podido usarlo de manera no ajustada a derecho". Por este motivo Esteban ha aseveraldo que "lo que cabe hacer es poner este hecho en conocimiento de los juzgados y dejar que actúen con libertad y justicia. Con ello, cumplimos una doble misión, que es velar por los intereses públicos y por el empleo correcto del dinero público".

Pincha en la imagen para ver el documento:

El caso surgió en marzo

El pasado 13 de marzo, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Marcial Marín, preguntó al PSOE dónde estaban los 70.400 euros que el Ejecutivo de José María Barreda destinó --a través de varios contratos menores-- para la realización de algunas obras de remodelación de dicho polideportivo.Durante una comparecencia en la Comisión de las Cortes regionales, señaló que desde que se adjudicaron los contratos de este polideportivo hasta la fecha, no se habían realizado ninguna actuación por parte de la empresa adjudicataria, aludiendo a un informe de los técnicos municipales del Ayuntamiento de Ciudad Real.

Un día después el portavoz del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Ciudad Real, el también 'popular' Pedro Martín, corroboraba las palabras del consejero y aseguraba que no se habían hecho obras en el polideportivo durante el Gobierno de Barreda "a pesar de que existen facturas de que esas obras están hechas y cobradas".

 El Ayuntamiento detalló que son dos las obras "fantasma": una reforma del graderío de la pista de atletismo del Polideportivo, por importe de 57.449 euros, y otra de levantamiento de un muro perimetral, por 12.251 euros, lo que hace una suma de 70.400 euros en obras "abonadas y no realizadas, tal y como indican los informes de los técnicos municipales de urbanismo que aclaran y certifican que esas dos obras no están hechas".

 Según explicó el edil, ambas obras parten de sendas resoluciones de 2009 de la Dirección General de Deportes de la Junta de Comunidades firmadas por Parra, en las que se dice que atendiendo a una petición del Ayuntamiento de Ciudad Real --"que no nos consta en ningún momento"-- se iban a realizar obras, que se hacen a través de sendas propuestas de contratos menores y se adjudican a la empresa Construcciones Tecdeco SL.

 El miembro del Ayuntamiento ha añadido que pese a que las obras no llegaron a realizarse,"se cobraron en un tiempo récord", porque las facturas figuran con la certificación de la Junta de Comunidades de que los trabajos se han realizado de forma correcta "cuando lo único cierto y que salta a la vista de todo el mundo es que esas dos obras no existen".

Tecdeco se defiende

La constructora Tecdeco, responsable de las obras de remodelación, desmintió a la Junta y al Ayuntamiento unos días después de sus acusaciones. La empresa aseguraba "con rotundidad" que las obras referidas "sí fueron realizadas y abonadas debidamente", aunque especifica que se hicieron fuera de contrato de adjudicación. Según explicaron desde la constructora, los contratos menores se firmaron "cuando se creó partida al respecto, práctica habitual en esta obra, como se demuestra en la utilización de la instalación desde agosto del 2006 con la obra ya terminada".

En su opinión, "resulta incomprensible escuchar unas acusaciones falsas preguntándose dónde está el dinero de esa obra", añadieron en el comunicado. "Les diremos que el dinero está gastado, sobre todo en el pago de intereses a las entidades bancarias por el retraso en el pago de las administraciones públicas".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba