Ya son nueve los imputados por corrupción urbanística y blanqueo de dinero en la 'Operación Majestic'

El exalcalde de Casares camufló los sobornos de la mafia rusa como premios de lotería

Entre los arrestados se encuentra el pequeño empresario local que supuestamente le facilitaba los boletos agraciados. Policía y Guardia Civil llevaban meses investigando el sospechoso incremento patrimonial del político andaluz y su mujer, que incluye cinco propiedades inmobiliarias, abultadas cuentas bancarias y varios coches de alta gama.

El exalcalde de Casares, Jesús Sánchez, tras su detención.
El exalcalde de Casares, Jesús Sánchez, tras su detención. EFE

Sobornos millonarios, excusas baratas. Jesús Sánchez, el exalcalde de la localidad malagueña de Casares por IU y actual concejal del mismo ayuntamiento, camufló presuntamente los sobornos que recibió de la mafia rusa por facilitarle operaciones inmobiliarias con un método muy sencillo: la supuesta compra de décimos de lotería premiados. De este modo, el político andaluz, célebre por haber ocupado la alcaldía del municipio durante cerca de 30 años de modo casi ininterrumpido, intentó supuestamente justificar el considerablemente incremento de su patrimonio personal, que incluía al menos cinco propiedades inmobiliarias, abultadas cuentas bancarias y vehículos de alta gama. Sánchez, al que el juez ha impuesto una fianza de 200.000 euros, permanecía al cierre de esta edición recluido en la prisión de Alhaurín de la Torre. La persona que supuestamente se encargaba de buscarle los boletos agraciados, E.L.G., también ha sido detenido, según confirmaron a Vozpópuli fuentes de la investigación.

La Guardia Civil investigaba las actividades del político andaluz. La Policía, la presencia en el municipio del clan mafioso Kremlyoskaya

La investigación sobre la trama ahora destapada la iniciaron por separado hace año y medio el Equipo de Delitos Urbanísticos de la comandancia de la Guardia Civil de Málaga y la Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía. El Instituto armado centró sus pesquisas en las presuntas actividades de corrupción urbanística de Juan Sánchez, quien había dejado la alcaldía en 2009 aunque seguía en el consistorio tras presentarse en las listas de su partido como número 6 en las elecciones de mayo de 2011. Mientras, los agentes del otro cuerpo seguían la pista de las actividades de la mafia rusa y sus inversiones inmobiliarias en las costas españolas.

Ambas investigaciones terminaron confluyendo en Casares, un pueblo de poco más de 5.000 habitantes del interior de la provincia en cuya pequeña franca costera había registrado un boom urbanístico que había provocado ya un par de denuncias de partidos de la oposición por supuestas irregularidades que no habían llegado hasta ahora a nada judicialmente y en la que supuestamente se habían asentado varios empresarios estrechamente ligados a un clan mafioso denominado Kremlyoskaya

Bajo la dirección de la Fiscalía contra la corrupción y el crimen organizado

Al percatarse los investigadores de ambos cuerpos que sus respectivas investigaciones confluían, nació la Operación Majestic -nombre de la urbanización sobre la que recaen todas las sospechas del blanqueo de dinero por parte del grupo criminal de origen ruso- bajo la dirección de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. El pasado lunes se realizaron las primeras cuatro detenciones, entre ellas las de Jesús Sánchez y su esposa, así como una abogado de la cercana localidad de Estepona, Rafael García, y una anciana de origen ucraniano, Anne Chahbazian, que presuntamente servía de pantalla a los mafiosos. Al día siguiente, el arrestado era el pequeño empresario local que presuntamente se encargaba de localizar boletos de lotería premiados para el exalcalde y otras dos personas eran imputadas. Ayer, dos personas más declaraban ante el juez y hacían subir a nueve el número de imputados. Guardia Civil y Policía también han bloqueado 165 cuentas bancarias, 236 inmuebles y 19 vehículos.

La operación, que aún no está cerrada, ha permitido destapar hasta el momento la compleja red de más de media docena de empresas para realizar inversiones que el grupo mafioso había organizado en la pequeña localidad malagueña en torno a la urbanización y un centro comercial que no se llegó a construir, pero que incluso se extiende a localidades cercanas, como Mijas, donde el clan ruso había hecho supuestamente inversiones también. Detras de todo ello, según fuentes jurídicas, está Ricardo Fanchini, un capo de origen italopolaco actualmente encarcelado en EEUU y al que reclaman las Justicias de varios países europeos por delitos que van del blanqueo de dinero al tráfico de drogas. Fanchini es, según las policías de medio mundo, uno de los principales jefes del crimen organizado internacional por sus buenas relaciones con clanes mafiosos de numerosos países, pero sobre todo con los asentados en los países de órbita de la antigua URSS.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba