Nacional

Basagoiti se adelantó al PSE en el anuncio de la ruptura en el País Vasco

La decisión del PP vasco se precipitó ante la intención del lendakari de dar también por muerto el pacto durante su comparecencia el pasado martes para hacer balance de sus tres años de Gobierno. Los Grupos de oposición en la cámara de Vitoria trabajan con una previsión de elecciones anticipadas para octubre o noviembre.

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti PP

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, se adelantó a Patxi López a la hora de dar por terminado el pacto que hizo posible que, por vez primera en democracia, llegara a la Lendakaritza un presidente no nacionalista. La convocatoria, por parte del lendakari, de una comparecencia pública este martes pasado, alertó a los populares, que decidieron tomarle la delantera. En principio, la rueda de prensa del López estaba destinada oficialmente para hacer balance de tres años de legislatura pero, también, para explicar los motivos por los que se lleva al Tribunal Constitucional el decreto que afecta a los ajustes en educación y sanidad, decisión que había contado con el voto negativo del PP en la Cámara autonómica.

En ese contexto, López iba a criticar la actuación del partido que, hasta ahora, le ha servido de sostén, para dar por superada dicha colaboración. Es por ello que el lunes, aprovechando Antonio Basagoiti una entrevista radiofónica y tras remitir un sms a su jefe de filas, Mariano Rajoy, se apresuró a anunciar el fin de sus apoyos parlamentarios por entender que el Gobierno vasco "está agotado" y a las órdenes de la estrategia de oposición del líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Estratégicamente, el PP prefiere aparecer como el que rompe el acuerdo y marca distancias con los socialistas, y no al revés, todo ello con el telón de fondo de las próximas elecciones vascas.

El proceso de divorcio entre ambas fuerzas políticas comenzó a precipitarse la semana pasada cuando la Cámara de Vitoria aprobó por 55 votos a favor el recurso de inconstitucionalidad contra los dos reales decretos aprobados en el Consejo de Ministros el pasado 20 de abril. En contra votaron los diputados populares, cuyo portavoz Antón Damborenea, repartió responsabilidades por igual a socialistas y a nacionalistas. A los primeros, por dejar una "herencia" que obligaba a dichos recortes en educación y sanidad y, a los segundos, por haber salido en apoyo de los Presupuestos Generales del Estado de los gobiernos socialistas en el Ejecutivo central.

La situación entre PSE y PP se antojaba insostenible, a pesar de haber soportado otras circunstancias nada fáciles en muchos momentos de la actual legislatura vasca. Basagoiti también reclamó un adelanto electoral, potestad que le corresponde a López en exclusiva y de la que no parece muy partidario. Por su parte, los populares podrían promover una moción de censura, pero la máxima política es que éstas sólo se ponen sobre la mesa cuando hay posibilidades de que prospere, cosa imposible con el actual reparto de escaños la Cámara.

El PSE cree que podrá resistir el resto de legislatura con acuerdos puntuales con PNV o PSE

Mientras tanto, la pregunta sigue siendo hasta cuándo aguantará el gobierno de Patxi López en minoría sin convocar elecciones. En la rueda de prensa del pasado martes y a pesar de las insistentes preguntas de los periodistas, el lehendakari rehusó concretar si agotaría la legislatura. Se limitó a decir que quería “llevar hasta el final nuestros objetivos” y a anunciar que intentaría acuerdos puntuales con otros grupos parlamentarios para sacar adelante sus proyectos.

Ayer, fuentes de su partido insistían a este diario que el Ejecutivo vasco, a pesar de su evidente situación de minoría (25 diputados de un total de 75), “puede seguir adelante” y ponían como ejemplo la pasada legislatura, cuando el Gobierno tripartito de Juan José Ibarretxe agotó los cuatro años pese a no contar con una mayoría suficiente y estar a expensas de acuerdospuntuales y de las ausencias de la izquierda abertzale. “Perdió decenas de votaciones en el Parlamento en esos cuatro años. Nosotros sólo tenemos que aguantar unos meses”, añadieron.

Sin embargo, miembros de otros partidos de la Cámara de Vitoria dudan qué Patxi López pueda aguantar esta situación mucho más allá del verano y, sobre todo, presentar a final de año un proyecto de presupuestos. Para ellos, el escenario “más previsible” es un adelanto electoral para finales de octubre o durante el mes de noviembre. “La fecha clave será el último viernes de septiembre, cuando tradicionalmente de celebra el debate de Política General en el parlamento vasco. Entonces sabremos cuándo se convocan las elecciones”, vaticinan.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba