Nacional

El Gobierno debate contrarreloj el modelo para cobrar peaje en las autovías

Las anunciadas reformas para la liberalización del transporte realizadas por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, pasan por una medida por encima de cualquiera: cobrar peaje en las autovías, especialmente aquéllas con mayor tráfico. Sin embargo, lo que no tiene claro el Ejecutivo es la manera de llevarlo a cabo. Por el momento, cuestiones como la privatización de AENA parece que deberán esperar mejor ocasión.

El Gobierno debate contrarreloj el modelo para cobrar peaje en las autovías
El Gobierno debate contrarreloj el modelo para cobrar peaje en las autovías Europa Press

Los ciudadanos deberán pagar por utilizar las autovías, al menos algunas de ellas, las que más afluencia de vehículos presenten. Es el único punto que el Gobierno tiene claro en torno a las reformas que lleva preparando el Ministerio de Fomento en lo referido a cuestiones de infraestructuras. Todo apunta a que la medida se anunciará en el próximo consejo de ministros pero podría pasar al próximo si el debate en el seno del Ejecutivo de Mariano Rajoy se enquista. Lo que es seguro es que se terminará aprobando.

El problema es que el Gobierno ha pensado mucho en la medida y en los efectos en el sentido recaudatorio pero menos en la forma de llevarlo a cabo. Y en ese punto radican las principales dudas, que han generado un debate contrarreloj para tener listas las respuestas para el próximo viernes. De no ser así, el Ejecutivo debería retrasar el anuncio o, al menos, realizarlo de forma partida.

Fomento tiene claro que el plan no puede suponer elevados costes porque supondría restar parte del efecto que se persigue. Por eso, entiende que la medida no puede afectar a todas las autovías con vistas a hacerla más eficiente. Además, tampoco puede consistir en una estrategia que suponga elevadas inversiones como sería instalar puntos de cobro como los existentes en las carreteras que ya son de peaje.

Como se trata de una nueva medida impopular para la ciudadanía, el Gobierno también trata de hacerla lo menos lesiva posible, poniendo especial énfasis en los lugares donde se empezaría a aplicar el nuevo peaje. Al parecer, en el Ejecutivo de Rajoy no todos están a favor de la medida después de los recortes anunciados en las últimas semanas.

Otras posibles medidas

Lo que sí parece claro es que las medidas más urgentes en materia de Fomento se referirán al área de las autovías. La que más lejos estaría de llevarse a cabo es una vuelta a los planes para la privatización de AENA. En el Ejecutivo coinciden en que aún es demasiado pronto tras la renuncia a la operación planteada en las postrimerías del último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Además, la maniobra estaría condicionada por los últimos datos en torno al tráfico aeroportuario, que no conducen al optimismo, y a la incertidumbre creada por al incremento de las tarifas, que podría reflejarse en nuevas caídas en las cifras de usuarios de las pistas españolas.

En el término medio quedan medidas referidas al transporte ferroviario. Recientemente ha habido rumores sobre una posible liberalización del transporte de pasajeros aunque en el Gobierno existen dudas sobre los efectos económicos que podría reportar, sobre todo a corto plazo.

Tanto Soraya Saenz de Santamaría como el ministro de Economía, Luis de Guidos, anunciaron el pasado lunes que el Ejecutivo aprobaría medidas liberalizadoras el próximo viernes pero declinaron detallar en qué consistirían. El debate en el seno del Ejecutivo no ha entendido de puentes ni de días festivos, por lo que no se descarta alguna que otra sorpresa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba