Nacional

El pago de la deuda y el desempleo suponen 58.000 millones de euros

El gasto en prestaciones por desempleo alcanza los 28.503,12 millones, mientras que el pago de los intereses de la deuda ascienden a 29.246 millones, un 2,75% del PIB.

El elevado paro obligará al Gobierno a hacer importantes aportaciones al Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE)
El elevado paro obligará al Gobierno a hacer importantes aportaciones al Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) EFE

El pago de las prestaciones por desempleo más lo que se destinará al pago de los intereses de la deuda rondarán los 58.000 millones de euros (57.749,12 millones). En concreto, el Estado destinará el 2,75% del PIB - 2012, 29.246 millones- al pago de intereses de la deuda, así como 28.503,12 millones de euros para financiar las prestaciones por desempleo este año, lo que  representa un 5,4% menos en comparación con el presupuesto de 2011.

El Ejecutivo justifica este "elevado" gasto en prestaciones por el desempleo registrado, que obligará a que se "requiera de importantes aportaciones del Estado" para financiar el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), un organismo que se había venido financiando autónomamente hasta 2007. Esta contribución será de 13.306,5 millones de euros, frente a los 15.780,01 millones de euros presupuestados inicialmente para 2011, lo que en términos relativos implica una reducción del 15,6%.

Si a los 28.503,1 millones de euros destinados al pago de prestaciones se suman los gastos de funcionamiento, los créditos totales destinados a la cobertura del desempleo para este año ascienden a 28.805,05 millones de euros, un 5,5% menos. Del total presupuestado para este año en desempleo, 20.060,4 millones de euros se destinarán al pago de prestaciones contributivas, lo que permitirá dar cobertura a 1,39 millones de desempleados, mientras que 8.442,6 millones de euros se dedicarán al nivel asistencial (subsidio por desempleo, subsidio REASS, renta agraria y renta activa de inserción).El presupuesto para el pago de prestaciones contributivas se reduce un 4,2% en comparación con el de 2011, en tanto que el destinado a los subsidios desciende un 8,3% respecto al de 2011.

  Sobre lo presupuestado en desempleo, 20.060,4 millones de euros se destinarán al pago de prestaciones contributivas, lo que beneficiará a 1,39 millones de parados

En concreto, dentro del nivel contributivo, para el pago del subsidio por desempleo (incluida la renta agraria) se dedicarán 6.606,7 millones de euros, con una previsión de 1.143.000 beneficiarios. El subsidio REASS contará con una dotación de 737,88 millones de euros, con una previsión de 140.000 beneficiarios, en tanto que la renta activa de inserción (RAI) dispondrá de 1.098,04 millones en 2012, lo que permitirá atender a 220.000 beneficiarios.

Emisión de deuda

El proyecto ley de Presupuestos Generales del Estado prevé que  este año se emitirán 186.100 millones para financiar los vencimientos de deuda y para cubrir las nuevas necesidades financieras de la admnistración central. Las emisiones son un 3 % inferiores a las que previó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en los presupuestos de 2011, que era de 192.000 millones. Una deuda pública que alcanzará en 2012 el 79,8 % del PIB, más de once puntos que en 2011, aunque todavía muy por debajo del 90,4 % de media de la Unión Europea, según el proyecto de presupuestos generales del Estado presentado este martes en el Congreso de los Diputados.

El citado proyecto también calcula que la necesidad de financiación del Estado será de 36.826 millones, un 30 % menos que un año antes. Esta cantidad es el resultado de sumar el déficit de caja del Estado para 2012 (33.397 millones) más 1.929 millones que se aportarán al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y 1.500 millones para el Fondo de Financiación del Pago a Proveedores (FFPP). Esta emisión neta cubrirá 3,5 puntos, en términos del producto interior bruto, de las necesidades de financiación de la Administración central y 0,9 puntos de la parte desembolsable que corresponde a España de los préstamos del Fondo de Estabilidad (FEEF) a Grecia, Irlanda y Portugal. Gran parte del incremento de la deuda estará soportado por el Estado central, que tendrá un ratio del 60 % del PIB frente al 52,1 % de 2011.

El incremento de la deuda pública ya fue adelantado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmando que la deuda pública alcanzaría el 79 % este año durante una entrevista en The Wall Street Journal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba