Para cumplir con los 5.000 millones de ajuste adicional

Hacienda estudia una rebaja de los sueldos más altos de la Administración para compensar los 5.000 millones extra de ajuste

La exigencia de Bruselas de un recorte extra de 5.000 millones en las cuentas públicas hasta dejar el déficit en el 5,3% del PIB en este ejercicio frente al 5,8% previsto, ha obligado a Hacienda a diseñar nuevos escenarios de ajuste. En el punto de mira figuran los sueldos más altos de la Administración y la subida de los Impuestos Especiales, medida esta última de la que serían principales beneficiarias las comunidades autónomas.

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro GTres

El ministro Cristóbal Montoro tiene decidido que el recorte de los 5.000 millones extra al que obliga Bruselas recaiga sobre la Administración central. Para facilitar este ajuste sobrevenido, el Gobierno se plantea, entre otras medidas, la rebaja de los sueldos más altos de la Administración, aquellos que corresponden con el nivel 30, por la vía de la reducción de los complementos de destino y de productividad.

Una nueva rebaja generalizada en los sueldos de las tres administraciones parece descartada, pues los empleados públicos ya sufrieron en mayo de 2010 un tajo del 5% en sus ingresos y este año afrontan una congelación salarial que deriva de la prórroga presupuestaria. Se trataría, según las fuentes consultadas, de "tomar una medida ejemplificadora más en los altos niveles de la Administración para demostrar que el sacrificio es cosa de todos pero, especialmente, de los que disfrutan de mayores ingresos".

El tijeretazo en las tres administraciones llegará también de la eliminación de numerosas empresas y entes públicos en un porcentaje que ronda el 25%. Buena parte de los 630.000 empleos que el propio Gobierno prevé que se destruyan este año, como consta en el nuevo cuadro macroeconómico remitido a Bruselas, proceden del sector público, incluidas comunidades autónomas y ayuntamientos. La reforma laboral facilitará esta reducción del gasto y abaratará las indemnizaciones.

Otra de las iniciativas que Hacienda considera para incluirla en los Presupuestos es la subida de los impuestos especiales (combustibles, tabacos y alcoholes). Cristóbal Montoro habló ayer en el debate parlamentario sobre el techo de gasto, aprobado con los votos del PP, UPN y la abstención de la mayoría de los grupos, de que el Gobierno renunciará a subidas de "impuestos inequitativas e injustas". Fuentes gubernamentales consideran que dentro de esta categoría estaría el IVA, pero no los Especiales. Su aumento favorecería a las comunidades autónomas, ya que tienen cedido el 58% de estos tributos.

La última gran subida de estos impuestos fue con Zapatero como presidente del Gobierno, en junio de 2009. Si finalmente el Gobierno diera este paso, tendría la ventaja de que el PSOE no podría criticar la subida: Rubalcaba la defendió a capa y espada en la pasada campaña electoral, recuerdan las mismas fuentes.

Las comunidades autónomas también se han visto favorecidas por la ampliación a diez años del plazo previsto para la devolución de los anticipos a cuenta correspondientes a 2008 y 2009 y también por la obtención de una liquidación positiva sobre estos anticipos en el ejercicio de 2010, lo que les permitirá aumentar sus ingresos en un 0,62% a lo largo de este año.

Otro balón de oxígeno del que se valdrá el Estado para ajustar los 5.000 millones extra que le ha endosado Bruselas este lunes procede de la rebaja de los intereses de la deuda, capítulo que el año pasado consumió 27.000 millones de euros. Desde el cambio de Gobierno, las nuevas emisiones se han hecho a unos tipos de interés más bajos, lo que permitirá un colchón añadido para abordar los nuevos objetivos de déficit, según los cálculos que se hacen en Hacienda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba