Nacional

Soria maneja un informe de la CNE para la reforma favorable a Iberdrola

Industria recibió esta semana el informe no vinculante del regulador para atajar el déficit de tarifa. Gran parte de sus soluciones coinciden con el guión de Iberdrola. REE, Acciona, Abengoa, Gas Natural, consumidores… salen perjudicados. 

Soria maneja un informe de la CNE para la reforma favorable a Iberdrola
Soria maneja un informe de la CNE para la reforma favorable a Iberdrola

El ministerio de Industria, a través de la secretaría de Estado de la Energía (Fernando Martí, ex consejero de la CNE),  tiene en su poder el informe que ha elaborado la CNE para atajar el déficit de tarifa (la deuda del sistema asciende a 21,812 millones a marzo de 2012), cuyos planteamientos técnicos -que ayer se hicieron públicos- son favorables a los intereses de Iberdrola, según explican fuentes del mercado.  Aunque son propuestas no vinculantes, las casi 300 páginas del informe servirán de base para la elaboración de la reforma energética que prepara el Gobierno, con lo que Iberdrola se apunta un tanto en su guerra contra Acciona, Abengoa o ACS. También las propuestas de la CNE perjudican a REE, Gas Natural, y sobre todos a los consumidores

El informe recoge así los planteamientos que ha defendido insistentemente la primera eléctricas española, Iberdrola. Lo más positivo, tanto para Iberdrola como para el resto de las grandes eléctricas (Endesa, Gas Natural Fenosa..) es que la CNE no hace mención al fantasma de la quita sobre el déficit de tarifa pendiente de cobro (unos 6.000 millones aún no se han titulizado), y por otro lado, no se pronuncia sobre las tasas a las plantas nucleares o hidráulicas, una iniciativa muy negativa para Iberdrola y Endesa. Estas medidas son las que persistentemente se han manejado en el sector renovable como la supuesta parte que debían asumir las eléctricas. Soria ha defendido que en la reforma que prepara, las tres partes implicadas –empresas, consumidores y Estado- deberán asumir su parte.

Para la CNE la parte que le corresponde a las eléctricas recaen sobre otros operadores. Sus planteamientos son claramente negativos para REE, porque sugiere una revisión de la retribución sobre las actividades reguladas, como el transporte; son negativas también para Acciona y Abengoa, porque apunta a una revisión de la regulación de la energía termosolar, con reducción de prima, laminación temporal y limitación en el uso primado del gas natural.

Ligeramente a favor de Gas Natural y Enagás es la medida que propone la CNE para evitar que se produzca un déficit de tarifa en el sector de que no aumenten las infraestructuras de gas para evitar que aumentaran los costes. En este sentido, la CNE propone aplazar inversiones, revisar tasas de rentabilidad de activos y ampliar el periodo de amortización de los nuevos almacenamientos subterráneos, entre ellos el de Castor (ACS). No osbtante, pide una revisión de los pagos por capacidad y esto perjudicaría a Gas Natural.

Como positivo a las renovables, es la medida de la derogación de las ayudas al carbón, que beneficia también las eléctricas (al no primar la quema del carbón deja más más hueco en el sistema para que entren otras energías, renovables y tradicionales).

Consumidores: tasas y subidas de la luz

Las dos grandes medidas que afectan a los consumidores que defiende la CNE han sido apoyadas por Iberdrola, fundamentalemente:  la tasa a las gasolinas y el incremento de los peajes, la parter regulada del recibo de la luz.

En este sentido, la CNE está de acuerdo con las grandes eléctricas de que es necesario repartir los costes de las energías renovables entre otros sectores energéticos, y por ello, propone un impuesto sobre los carburantes(0,07 euros  más por litro para la gasolina y el gasóleo). De esta forma, los impuestos de la gasolina pasarían del 48% al 52%; y los del gasóleo del 43% al 46%. A pesar de este incremento, el peso de los impuestos estarían aún por debajo de la media comunitaria (56% en el caso de la gasolina; y 48% en el gasóleo).

Además de la CNE propone subir los peajes de acceso un 35,5% en 2012, un 0,6% en 2013 y un 6,4% en 2014 si se quiere acabar en la fecha prevista por ley, 2013, con el déficit de tarifa.  Pero como estos incrementos son excesivos, el regulador también propone que aplazar el fin del déficit de tarifa hasta 2016. En este escenario, y cumpliendo el resto de los ajustes, las subidas de peajes en términos nominales serían del 3% hasta 2015.

El Estado tendría que asumir ciertos costes ajenos al suministro

Tanto el regulador como la eléctrica que preside Ignacio S. Galán creen que los precios eléctricos finales (energía más los peajes de acceso) se encuentran en el rango elevado de la UE, y esto se debe a que el recibo de la luz soporta una serie de cargas extras, como los costes de las actividades reguladas, costes de renovables, compensación extrapeninsular y otros. La solución es que el Estado debería ausmir, vía presupuestos generales del estado, este tipo de costes que no están ligados al suministro. 

Además, coinciden en que el precio de la energía (mercado mayorista o pool) está por debajo de la media de la UE, gracias al mercado competitivo, lo cual, aleja a las eléctricas tradicionales de ser las responsables del déficit de tarifa. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba