Nacional

Amaiur muestra sus cartas abertzales en su primera intervención en el Congreso

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha animado al portavoz de Amaiur en el Congreso Xabier Mikel Errekondoa utilizar su influencia -"si la tiene"para que se disuelva ETA. Todo ello dentro de su contestación a la primera pregunta que este miércoles le ha formulado Amaiur, por primera vez en la Legislatura. Además al portavoz de la coalción abertzale en el Congreso le ha garantizado el compromiso del Ejecutivo de"cumplir con la legislación vigente". En este sentido, le ha recordado al diputado vasco que la banda terrorista no se ha disuelto ni ha entregado las armas todavía. Rajoy, por último, le ha reiterado la voluntad del Ejecutivo de llevar ante la Justicia a los miembros de la banda terrorista.  

Por su parte, Errekondo le ha pedido durante su intervención previa que "dé pasos" para resolver lo que ha denominado como "conflicto vasco". En esta línea, le ha expuesto a Rajoy una completa hoja de ruta sobre lo que debería de hacer el Ejecutivo para avanzar en la situación actual:"Respeto" a los derechos humanos, - en esta línea, pidió expresamente la "legalización de Sortu"- ; la "salida de los cuerpos policiales y militares del entorno de Euskadi" y un"total compromiso" con los presos y víctimas. Por ello, ha propuesto al presidente del Gobierno que cree una comisión donde estén representadas "todas" las víctimas, así como el acercameinto de los presos de la banda. Sobre el final del "conflicto vasco" ha pedido que se construya un relato basado en la "suma de las verdades individuales"

Tras la pregunta de Errekondo, Rajoy ha respondido a una cuestión del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, relativa al "Barcelona Mobile World Capital" y a una tercera del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre la reforma laboral.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba