Nacional

Los VIP que mandaban en Banco de Valencia recolocan su patrimonio lejos de la entidad

  Los grupos familiares ilustres que eran accionistas de peso en Banco de Valencia y estaban en sus órganos de Gobierno están moviendo su patrimonio, alejándose de la entidad. Así están actuando familias como los Aznar o los Lladró, yéndose lejos del entorno del antaño histórico banco valenciano, una auténtica institución entre los nombres más relevantes de la ciudad levantina.

  Los grupos familiares ilustres que eran accionistas de peso en Banco de Valencia y estaban en sus órganos de Gobierno están moviendo su patrimonio, alejándose de la entidad. Así están actuando familias como los Aznar o los Lladró, yéndose lejos del entorno del antaño histórico banco valenciano, una auténtica institución entre los nombres más relevantes de la ciudad levantina.

Juan Lladró, uno de los fundadores del grupo fabricante de figuras, ha trasladado su sicav North Cape desde March Gestión a Privat Bank. La sociedad estaba depositada en el Banco de Valencia, y ha trasladado su depositaría a BNP Paribas. Esta sociedad tiene unos 5 millones de euros de patrimonio, aunque ha vivido tiempos mejores. Todavía les queda otra sicav en Banca March, East Star, con otros 5 millones.

La familia ha cerrado alguna de las sicavs antiguas. La crisis de los últimos años no ha sido benévola con ellos, ni en los negocios tradicionales ni en sus inversiones inmobiliarias o mediáticas. De hecho, el grupo familiar ha sufrido serias disensiones, separando sus actividades. 

Juan Lladró ha sido histórico accionista y vicepresidente de la entidad. Su hija Rosa Lladró fue consejera hasta el año pasado.

En Privat Bank ha aterrizado recientemente un histórico de la gestión de activos como Eduard Sallés, después de 24 años en Bankpime.

Por su lado, la familia Aznar ha movido sus dos sociedades, llamadas Central de Valores y Valtisa, desde Nordkapp (gestora perteneciente casi al 100% al Banco de Valencia) a Egeria Activos, entidad fundada por antiguos miembros de Arcalia que, curiosamente, fue comprada por Bancaja, accionista de referencia del Banco de Valencia.

Estos fundadores salieron en el momento más oportuno posible de la entidad y enseguida intentaron morder entre los clientes de su antigua firma.

Celestino Aznar es antiguo consejero y director general de Banco de Valencia y las dos sociedades citadas en las que figuran miembros de su familia hay unos 35 millones de euros.

Banco de Valencia era una entidad financiera con Bancaja como principal accionista, que fue intervenida por el Banco de España el año pasado, tal como adelantó en exclusiva Vozpópuli.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba