Nacional

Los depósitos de los españoles en bancos y cajas descienden hasta niveles de 2009

Las familias y empresas españolas siguen reduciendo el saldo de sus cuentas y depósitos en bancos y cajas. A finales de 2011, las entidades financieras custodiaban 1,17 billones de euros, es decir, un 3,4% menos que en diciembre de 2010, según datos del Banco de España. Esta fuga de capitales en cuentas corrientes, depósitos de ahorro y depósitos a plazo, estimada en 40.986 millones de euros, confirma un reajuste en la manera de ahorrar de los españoles.

Las familias y empresas españolas siguen reduciendo el saldo de sus cuentas y depósitos en bancos y cajas. A finales de 2011, las entidades financieras custodiaban 1,17 billones de euros, es decir, un 3,4% menos que en diciembre de 2010, según datos del Banco de España. Esta fuga de capitales en cuentas corrientes, depósitos de ahorro y depósitos a plazo, estimada en 40.986 millones de euros, confirma un reajuste en la manera de ahorrar de los españoles.

Las empresas y familias optan por mantener menos dinero y en plazos más cortos para tener una mayor disponibilidad de sus ahorros. Por ello, los depósitos a la vista mantienen una pequeña pero continua tendencia al crecimiento mientras que los depósitos a plazo, los menos líquidos, sufren mayores descensos y se encuentran en niveles del segundo semestre de 2008. Por su parte, los depósitos de ahorro se mantienen en niveles altos.

Esta forma de entender el ahorro  está permitiendo que el consumo privado no caiga en mayor medida.

Por último, los extranjeros también se decantan  por reducir los depósitos en las entidades financieras españolas, hasta el punto de haber descendido en un 3,8% respecto a diciembre de 2010.

Sólo las Administraciones Públicas tienen acceso al crédito

El crédito vivo a empresas y familias españolas alcanzó los 1,78 billones de euros a finales de 2011, tras caer un 3,3% hasta niveles de febrero de 2008. La principal causa de este descenso se encuentra en el desplome del crédito hipotecario, cuyo saldo vivo se situó por debajo del billón de euros por primera vez desde septiembre de 2007.

Con una caída de 60.427 millones de euros en préstamos hipotecarios, se hace patente el cierre del grifo del crédito por parte de las entidades financieras, dado que reflejan la diferencia entre los nuevos préstamos hipotecarios y el capital de hipotecas prexistentes que se va amortizando.

Sin embargo, no todas las organizaciones se han visto tan afectadas por esta restricción: Las Administraciones Públicas han visto como su crédito se duplicaba desde septiembre de 2008. En total, las entidades financieras registran 280.000 millones de euros en créditos y deuda viva de las Administraciones, en detrimento de la financiación a familias y empresas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba