Nacional

Sarkozy, atacado por los rumores de intervencionismo en el control de Veolia

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue hoy objeto de la crítica de la oposición socialista ante las informaciones, negadas por su partido, de estar maniobrando para imponer a su exministro Jean-Louis Borloo al frente de la compañía Veolia Environnement, objeto de una lucha por su control.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue hoy objeto de la crítica de la oposición socialista ante las informaciones, negadas por su partido, de estar maniobrando para imponer a su exministro Jean-Louis Borloo al frente de la compañía Veolia Environnement, objeto de una lucha por su control.

En una entrevista a la emisora "France Info", Manuel Valls, director de comunicación del candidato socialista a las presidenciales, François Hollande, denunció "la confiscación del poder, del poder financiero por Nicolas Sarkozy".

Se refería así a la información publicada hoy por el diario "Libération", según el cual el jefe del Estado se puso de acuerdo el pasado día 12 con el presidente de la eléctrica EDF, Henri Proglio, antiguo "número uno" de Veolia Environnement, para quitar a su sucesor, Antoine Frérot, y sustituirlo por Borloo.

Según "Libération", ese pacto serviría a Sarkozy para tener agradecido a Borloo y evitar que se convierta en un rival político, mientras que a Proglio le serviría para volver a aplicar su estrategia en Veolia, empresa en la que sigue siendo consejero y a cuya actual estrategia se opone con fuerza.

La guerra subterránea que se ha fraguado en los últimos meses entre Frérot y Proglio podría declararse abiertamente durante el Consejo de Administración de Veolia convocado el próximo día 29.

"Les Echos" reveló hoy que Borloo, ministro de Ecología con Sarkozy entre junio de 2007 y noviembre de 2010 -cuando salió del Gobierno después de que se hubiera barajado su nombre como posible primer ministro-, se entrevistó la semana pasada con tres consejeros de Veolia.

Su sucesora al frente del departamento de Ecología, Nathalie Kosciusko-Morizet, consideró hoy "rumores" todos esos elementos aparecidos en la prensa y negó la intervención de Sarkozy.

"Veolia es una empresa privada" y la decisión sobre sus dirigentes "corresponde a los administradores", señaló Kosciusko-Morizet, que aseguró que era "falso" como contaba "Libération" que el jefe del Estado hubiera tratado de esa cuestión con Proglio en un viaje de avión el pasado día 14 en que ambos habían coincidido, y en el que ella misma estaba presente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba