Nacional

Volkswagen y Mercedes quieren hacerse con Ducati, joya de la industria italiana

“Ducati es ahora una empresa perfecta, pero para un mayor crecimiento necesita encontrar el apoyo de un socio industrial de nivel internacional. Este año, trabajaremos en ello.” ha declarado Andrea Bonomi al diario Financial Times. La familia Bonomi, que controla el fondo de inversión Investindustrial, busca un comprador para Ducati, una de las marcas más emblemáticas de la industria italiana. Se vendería a un precio situado a 1.000 millones de euros, lo que supondría triplicar la inversión inicial realizada por la empresa en la firma de motocicletas.

“Ducati es ahora una empresa perfecta, pero para un mayor crecimiento necesita encontrar el apoyo de un socio industrial de nivel internacional. Este año, trabajaremos en ello.” ha declarado Andrea Bonomi al diario Financial Times. La familia Bonomi, que controla el fondo de inversión Investindustrial, busca un comprador para Ducati, una de las marcas más emblemáticas de la industria italiana. Se vendería a un precio situado a 1.000 millones de euros, lo que supondría triplicar la inversión inicial realizada por la empresa en la firma de motocicletas.

El anuncio de la venta, el pasado 14 de febrero, hizo inmediatamente correr los rumores sobre los eventuales compradores. Bonomi ambiciona que Ducati llegue a formar parte de un grupo industrial asiático, europeo o estadounidense, pero fuentes cercanas a la compañía señalaron que BMW, Volkswagen (VAG) y Mercedes estaban interesados, tanto como el grupo indio Mahindra. BMW aseguró que la oferta no le interesaba, pero el consejero delegado de Volkswagen, Ferdinand Piech, declaró públicamente que lamentaba no haber adquirido Ducati cuando podía comprarla por "dos duros".

El año pasado, Investindustrial ya había pedido a Goldman Sachs y Deutsche Bank que estudiaran la salida en la Bolsa de Hong Kong de Ducati. Ahora, la venta a una empresa rival parece ser la mejor opción, incluso si responsables de la empresa de Bolonia afirmaron que Bonomi lanzó la idea sólo para ver si hubiera una empresa interesada.

Hoy Ducati tiene deudas, pero son deudas de inversión en producción. Las ventas han ido subiendo a pesar de la crisis económica: 42.000 motos en 2011, una facturación de 480 millones de euros y una cuota del mercado mundial de las motocicletas deportivas del 10,5%, 2% más que en 2010.

Enseña histórica de la industria italiana, Ducati nació hace 86 años como productor de aparatos radiofónicos y, después de la segunda guerra mundial, se convirtió en fabricante de motocicletas hasta hacerse un nombre en el sector con máquinas muy sofisticadas y convertirse en la marca con mayor número de victorias en el Campeonato Mundial de Superbikes.

Por sus buenas ventas y su prestigio, Ducati interesa también a otra marca muy notoria: Harley Davidson. La empresa estadounidense tendría así la posibilidad de conquistar el mercado europeo, que codicia desde hace años. Con tantas empresas en la cola de espera, la familia Bonomi puede esperar una venta portentosa.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba