Nacional

El 35% del presupuesto regional se cuela por el sumidero inagotable de los gastos de personal

El problema se complica porque cuando el Gobierno presente a finales de marzo los Presupuestos estatales, incluirán una significativa reducción de las transferencias a las comunidades autónomas con el fin de acercarse a los objetivos de déficit. Este nuevo recorte, todavía sin concretar, repercutirá todavía más negativamente en el capítulo inversor y, por tanto, en la generación de actividad económica.

El problema se complica porque cuando el Gobierno presente a finales de marzo los Presupuestos estatales, incluirán una significativa reducción de las transferencias a las comunidades autónomas con el fin de acercarse a los objetivos de déficit. Este nuevo recorte, todavía sin concretar, repercutirá todavía más negativamente en el capítulo inversor y, por tanto, en la generación de actividad económica.

De los Presupuestos que han trasladado a Hacienda las 17 comunidades se deduce que la gran mayoría de ellas ha elegido las inversiones para apretarse el cinturón, dejando sin apenas retoques las partidas destinadas a gastos corrientes y gastos de personal. Los casos más sangrantes son los de Andalucía y Extremadura. En esta última comunidad, 1.889 millones de presupuesto de un total de 4.019 se van por el sumidero del empleo público. Pero lo más grave es que en comparación con el ejercicio de 2011, esta partida crece un 9%, una tendencia similar a la que han seguido otras comunidades como la andaluza, la asturiana, la canaria o la vasca. En las regiones que han recortado el capítulo primero de sus presupuestos, las reducciones son poco significativas: Valencia el 1,7%, Madrid el 0,9%, Navarra el 0,7%, Galicia recorta un 0,6% y Aragón un 0,5.

En total, a las comunidades se les cuela el 35% del presupuesto por el agujero del empleo público, una foto fija que puede moverse mucho y a gran velocidd después de las facilidades que da la reciente reforma laboral para despedir vía ERE’s en las tres administraciones.

Los gobiernos regionales han preferido ir a lo más cómodo y se han aferrado a la reducción de las inversiones como el camino más directo para cumplir con el déficit. Los capítulos VI y VII de los presupuestos autonómicos revelan que la caída media de la inversión pública rondará este año el 30%. Entre los tijeretazos más fuertes se cuentan los de Aragón, con el 38%, Asturias, con el 26%, Madrid, con el 25% y la comunidad valenciana con el 20%. Del presupuesto global que manejan los 17 territorios, algo más de 181.000 millones para este año, solo 24.000 tienen como destino la generación de riqueza a través de la inversión.

En términos porcentuales y comparando este ejercicio con el precedente, los territorios que le siguen dedicando más recursos a las inversiones públicas en estos presupuestos son los de las dos Castillas, que juegan con las cuentas prorrogadas de 2011, Andalucía, Galicia y Cantabria. El de Asturias iba también en cabeza, con casi el 17%, pero no pudo ver la luz por la falta de acuerdo entre los partidos con presencia en la Asamblea del Principado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba