Nacional

La histórica constructora de José Banús, en concurso de acreedores

La crisis se ha llevado por delante una de las promotoras de cabecera del franquismo: José Banús. El constructor que dio nombre a la compañía hizo fortuna con obras como el Valle de los Caídos y el emblemático puerto de Marbella que lleva su nombre pero no ha superado la dura prueba de la actual crisis, hasta el punto de que los acreedores han instado el concurso necesario, lo que hace que los gestores pierdan automáticamente el control de la empresa.

La crisis se ha llevado por delante una de las promotoras de cabecera del franquismo: José Banús. El constructor que dio nombre a la compañía hizo fortuna con obras como el Valle de los Caídos y el emblemático puerto de Marbella que lleva su nombre pero no ha superado la dura prueba de la actual crisis, hasta el punto de que los acreedores han instado el concurso necesario, lo que hace que los gestores pierdan automáticamente el control de la empresa.

Con un pasivo cercano a los 25 millones de euros, la compañía había registrado pérdidas continuas durante los últimos ejercicios, especialmente en 2010 cuando había registrado un espectacular descenso en su volumen de facturación. La compañía había reducido de forma significativa su actividad en los últimos tiempos.

No obstante, la promotora sí cobró fama durante el franquismo por ser una especie de compañía fetiche para el régimen. Además de las obras del Valle de los Caídos, la compañía también fue la elegida para llevar a cabo la construcción del puerto marbellí que tomaría su nombre, un proyecto diseñado por Noldi Schreck, el artífice del elitista barrio de Beverly Hills, en Los Ángeles (EEUU).

Del Pilar y la Concepción al estrellato

Sin embargo, el negocio de José Banús se incrementó de forma notable con el desarrollo de los nuevos barrios de Madrid, en las décadas de los 50 y de los 60. En concreto, el constructor fue el encargado de levantar decenas de miles de viviendas en los barrios del Pilar y la Concepción, en las zonas norte y noreste de la capital de España. En este último destacaron los enormes bloques graníticos, paradigma del concepto de vivienda social.

Si el de la Concepción fue el barrio que dio un nombre a José Banús, el del Pilar le consagró definitivamente como constructor del régimen franquista. Sus viviendas dieron acogidas a decenas de miles de inmigrantes que llegaban a Madrid procedentes de zonas rurales para tratar de encontrar un futuro mejor en la capital.

Fue su catapulta hacia la Costa del Sol y el proyecto del puerto de Marbella que posteriormente llevó su nombre.

El artífice y alma mater de la compañía, José Banús, descendiente de constructores, falleció hace 28 años y su imperio se fue diluyendo conforme avanzaron los tiempos, se consolidó la democracia y sus herederos optaron por vivir de unas rentas que, pese a todo, han terminado por ser insuficientes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba