Nacional

La banca apuesta por la apertura inminente del mercado interbancario

El próximo 29 de febrero, día existente sólo en años bisiestos, el Banco Central Europeo (BCE) realizará la última colocación de liquidez ilimitada (LTRO, Long Term Refinancing Operation) a la que podrán ir las entidades financieras a solicitar dinero al 1%, a 36 meses. Numerosos expertos consideran que todavía quedan plusvalías ‘fáciles’ para los bancos arbitrando con deuda pública. Las entidades financieras habrán ganado mucho dinero en los últimos tiempos con esta operación financiera (carry trade), por lo que comenzarán a mirarse con algo menos de aprensión. Eso debería abrir los mercados poco a poco, afirman en el sector, que siguen prácticamente cerrados todavía por las elevadas incertidumbres económicas existentes.

“El carry trade todavía ofrece valor”, comentaba ayer Barclays en un informe diario. Esta misma entidad publicó recientemente otro interesante documento, en el que ponía de manifiesto cómo los bancos medianos españoles (Bankinter, Bankia, Sabadell y Popular), eran los que más habían apostado por este arbitraje rápido y seguro para obtener plusvalías.

De hecho, Barclays afirmaba que estas entidades fían el 50% o más de su beneficio 2012 a esta operación financiera. Algunos de estos bancos españoles han reconocido que “intentamos arañar todo lo posible mediante esta oportunidad”, aunque no querían revelar el impacto total en sus ganancias.

Un analista de una firma señalaba que “las operaciones de arbitraje con la liquidez del BCE han dejado hasta el momento unos 300 puntos básicos de margen”, es decir, unos 300 millones de euros por cada 10.000 millones de euros. Así, “encaja perfectamente que algunos medianos bancos (volvía a salir el nombre de Bankinter) intenten afianzar los beneficios del año con este mecanismo”.

El mismo experto opinaba que una vez finalizada la subasta del 29, el escenario será otro. Por un lado, la banca española estará en un proceso de saneamiento al que el Gobierno ha puesto cifras y fechas la semana pasada. Por otro, se mirarán entre ellos sabiendo que hay plusvalías en la cartera.

Progresiva apertura

Ello “debería facilitar una progresiva apertura del interbancario y el acceso a los mercados, ya que, conforme el dinero del BCE vaya entrando en deuda y aplanando los tipos, dejará de ser rentable para los bancos realizar el carry trade”. Así, “se reactivarán las colocaciones en el mercado a tipos razonables”. Un aspecto que no ha pasado inadvertido es que Santander ya ha emitido 2.000 millones de euros en cédulas hipotecarias y “como casi siempre, Santander será el pionero y quien dé el pistoletazo de salida para que los demás vayan detrás”.

Mario Draghi, presidente del BCE, habría conseguido de esta manera abatir varios pájaros de un tiro: financiar a los Tesoros indirectamente, arreglar los balances de los bancos y devolver la confianza al sector y reabrir así los mercados. El próximo 29 de febrero se podrá comprobar si los bancos siguen apostando por esta vía de liquidez o se lo toman con más prudencia. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba