Nacional

La escritora Marta Sanz vuelve a la novela negra, esta vez con 'Un buen detective no se casa jamás'

La escritora madrileña Marta Sanz presentó esta semana en Barcelona su nueva novela, "Un buen detective no se casa jamás", que vuelve a protagonizar su poco convencional Arturo Zarco, un homosexual que salió tardíamente del armario y que en esta ocasión estará cerca de una familia con muchos enigmas.

En una entrevista con Efe, Sanz ha subrayado, sin embargo, que como ya ocurría en su anterior título, "Black, black, black", con el que debutaba en el género negro, lo que encontrará el lector es un reflejo tanto de la violencia de la realidad como de la retórica que sirve para explicar esa realidad.

Además, en esta historia, publicada por Anagrama, con hermanas gemelas monocigóticas, una madrastra, un zapato de cristal o una criada fiel se trata sobre el amor, "entendido como ausencia, como ese peso de los fantasmas que es tan grande en las vidas de cada uno, y también entendido como una lucha de poder".

También se vislumbra una metáfora sobre el amo y el esclavo, lo que a Sanz le parece muy pertinente en estos tiempos de crisis. "Se nos dice -indica- que vamos todos en el mismo barco y que hay que remar en la misma dirección, pero creo que más que nunca hay que reivindicar la lucha de clases y que en ocasiones hay que escupir a la sopa y morder la mano que te da de comer".

Afirma la autora de Malasaña que siempre le ha gustado investigar y arriesgar en todo lo que trabaja y, en este caso, lo que ha intentado desde un punto de vista estilístico ha sido "extremar, radicalizar metáforas para expresar la idea de que no se puede vivir permanentemente en ellas, porque lo que hay que hacer es vivir en lo real".

En este sentido, hace suyas las palabras de Marguerite Yourcenar y Alice Munro cuando afirman que de lo que "estamos faltos es de realidades".

Por otra parte, en "Un buen detective no se casa jamás" -que era una frase de Raymond Chandler- hay una sentencia que recorre todo el relato y que tiene que ver con que "todo lo que ocurre siempre es en la habitación de al lado".

Con eso quiere expresar que en el mundo actual, marcado por la economía, hay, en su opinión, dos conceptos fundamentales, "la impasibilidad y la obsesión por la higiene y la pulcritud".

"No nos gusta nada mancharnos las manos y vivimos en un mundo donde nunca somos protagonistas de lo épico, nunca estamos en un primer plano, donde suceden las cosas, lo que nos hace ser impasibles como lectores, escritores y ciudadanos", precisa.

Nacida en noviembre de 1967, Marta Sanz es autora de media docena de novelas como "Los mejores tiempos", con la que obtuvo el premio Ojo Crítico en 2001, "Animales domésticos" o "Susana y los viejos", finalista del Nadal en 2006.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba