Nacional

Los expertos, sobre la 'reforma Guindos': “no está mal, pero no habrá crédito aun… y falta el ajuste de personal”

 Merrill Lynch-BoA, Credit Suisse, Santander JP Morgan, Ahorro Corporación o AFI se han manifestado sobre la reciente reforma financiera del Gobierno. Todos coinciden en que va en la buena dirección, aunque peca de prudente y, desde luego, la opinión coincidente es que no impulsará el crédito de momento. Pero hay más. Algunas firmas alertan, además, que con las fusiones, el exceso de capacidad del sistema será una gran cuestión a abordar. Es decir, el personal excedentario, sobre todo de las sucursales redundantes. Un asunto que puede ser más peliagudo aun con este proceso de ‘fusiones express’ impulsadopor el Gobierno.

Todo proceso de fusión aporta sinergias que suelen ser especialmente delicadas en el apartado de puestos de trabajo. En Ahorro Corporación aseguran que “según nuestros cálculos, la capacidad excedentaria en el sistema ronda el 30% desde los niveles de 2010. Los procesos de fusión realizados hasta el momento, así como planes de ahorros llevados a cabo por otras entidades, habrían reducido la misma en torno al 10%”. Pero aun hay mucho exceso y muchas fusiones por llegar.  

La entidad destaca que uno de los objetivos que se buscan con la nueva reforma financiera es la existencia de “entidades más eficientes derivadas de las sinergias que se produzcan en los procesos de fusión”.  Un lenguaje frío y técnico que, en el fondo, esconde ajustes de personal. 

Luis de Guindos no fijó un tamaño mínimo para las nuevas entidades, pero está claro que el exceso de personal es uno de los factores más peliagudos y del que todavía nadie; ni Gobierno ni entidades, quieren hablar. Todos los bancos son conscientes del problema, que tal vez se agrave con este nuevo marco.

Crédito, de momento no Emilio Ontiveros, fundador y presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), comenta que la reforma financiera va en la buena dirección, aunque el estímulo a las fusiones “crea una situación de interinidad”. A este respecto pone de manifiesto sus dudas sobre cuántas fusiones pueden estar en un proceso más o menos avanzado o tendrán que empezar de cero, con lo que “deberemos asistir a un galaneo” que será complicado y, en definitiva, llevará tiempo el que las entidades puedan funcionar con total normalidad.

No falta un leve punto de crítica, cuando señala que esta reforma se ha hecho “pensando mucho en el mensaje que se manda a Bruselas y a Merkel”.

Bien vistoLas entidades de análisis más relevantes han saludado la reforma con buenas palabras. “Decisión tomada en el camino correcto para el sector”, indican en Santander. “La dura hoja de ruta es positiva”, afirman en Merrill Lynch-Bank of America. “Visión inicial positiva”, dicen en Credit Suisse. “Damos la bienvenida a las muy necesarias reformas”, comentan en JP Morgan Cazenove, aunque “serán muy negativas para pequeños bancos y cajas”.

Dos apartados aparecen como los más controvertidos: la falta de crédito y las valoraciones demasiado optimistas sobre provisiones que efectuó Luis de Guindos. Sobre los primero, en JP Morgan afirman que “podríamos ver un credit crunch” tras la adopción de las nuevas medidas. La firma estadounidense teme que “los bancos puedan restructurar su deuda más allá del sector inmobiliario, debido a las exigencias de capital de la EBA”.

Credit Suisse se explaya algo más y afirma que “no esperamos un impacto positivo inmediato en la capacidad de dar créditos a la economía real”. El capital “está bajo un severo escrutinio” en este nuevo marco de limpieza de balances. Muchas entidades están en proceso de fusión y el crecimiento de balance que genera el crédito “no es la prioridad de los equipos directivos”. A largo plazo “los efectos (de la reforma) pueden ser muy positivos, pero el periodo de transición podría ser largo”.

En Ahorro Corporación ponen de manifiesto que la reforma puede traer cuestiones como la mejora de la confianza internacional y el mejor acceso a los mercados pero “dinamizar el crédito hacia particulares y empresas es el menos evidente de los objetivos”.

Por último, ninguna firma de análisis señala a ningún gran vencedor en este proceso. Santander, BBVA y Caixabank son los llamados a liderar los procesos y todos dejan abierto el proceso de uniones, aunque señalando a dos ‘patitos feos’ que deben entrar en operaciones con urgencia: Novagalicia y Unnim.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba