Nacional

Bono, rotundo: “Si gana Chacón, el partido se rompe”

 Esta es la impresión compartida también por el equipo que todas estas semanas ha colaborado con Rubalcaba en su campaña hacia la secretaría general. Sus integrantes temen que una victoria de Carmen Chacón en la votación de este sábado rompa el PSOE en dos mitades, a pesar de que los discursos de clausura del 38º Congreso enfaticen la unidad del partido y de que Zapatero pidiera ayer viernes el máximo acompañamiento para el próximo secretario general.

 Esta es la impresión compartida también por el equipo que todas estas semanas ha colaborado con Rubalcaba en su campaña hacia la secretaría general. Sus integrantes temen que una victoria de Carmen Chacón en la votación de este sábado rompa el PSOE en dos mitades, a pesar de que los discursos de clausura del 38º Congreso enfaticen la unidad del partido y de que Zapatero pidiera ayer viernes el máximo acompañamiento para el próximo secretario general.

Recientemente, José Bono, se ha confesado en privado. “Si gana Chacón, el partido se rompe”, ha dicho rotundo, consciente de que la dirigente del PSC entraría en Ferraz como un elefante en una cacharrería, eliminando cualquier vestigio del aparato que ha gobernado hasta ahora el PSOE. Después, vendría, dicen, la “limpieza étnica” en las secretarías regionales y provinciales. Toda una revolución desconocida hasta ahora por los socialistas.

El terremoto no solo sacudiría los cimientos de Ferraz, opinan los partidarios de Rubalcaba, sino que tendría una réplica inmediata en el Grupo Parlamentario. No solo quedaría fuera de juego su actual dirección, de obediencia rubalcabista, sino también los actuales portavoces en las diferentes áreas, que fueron nombrados de forma provisional después del fracaso electoral de noviembre. Toda una revuelta que primaría los intereses de los diputados que se han identificado en las últimas semanas con la candidatura de Chacón, casi todos ellos muy ligados a la etapa Zapatero. El ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra afirmó ayer que Chacón “es como Zapatero con faldas”. Unos le rieron la gracia, otros le criticaron agriamente.

Ayer viernes, el congreso arrancó con un discurso del propio Zapatero en el que no facilitó ninguna señal evidente sobre sus simpatías, aunque todos los cuadros socialistas saben que en este caso está entregado a los intereses de Chacón. Al margen de las apariencias, Zapatero no le ha perdonado a Rubalcaba el órdago que le lanzó el pasado mayo obligándole a retirar a Chacón de la carrera de las primarias.

El nerviosismo se ha extendido en los últimos días entre los delegados afines a Rubalcaba porque la decantación final de buena parte de la federación andaluza a favor de Chacón puede producir también un efecto arrastre en otras federaciones como la extremeña. Si, al final, los 234 delegados andaluces votan hoy divididos en dos mitades, la delegación extremeña, con 49 compromisarios, resultaría decisiva mientras su cabeza visible, Guillermo Fernández Vara, no ha salido de su ambigüedad a la hora de definir sus simpatías.

Las únicas federaciones que hoy votarán en bloque, y no al cien por cien, serán la catalana, identificada con Chacón, y la vasca, simpatizante de Rubalcaba. El lendakari, Patxi López, colaboró también con el ex vicepresidente a retirar a Chacón de la carrera de las primarias al exigir un congreso extraordinario antes de las elecciones generales y ahora está dispuesto a echarle también una mano, postulándose incluso como cartel electoral para 2015. Este es el conejo que podría sacarse Rubalcaba de la chistera en caso de apuro, pero es una sorpresa que está por confirmar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba