Nacional

Un diputado socialista francés denuncia en su libro el tren de vida de Sarkozy

Es el ‘escrutador’, investido por la Asamblea Nacional para analizar los presupuestos del gobierno francés y del Elíseo, la residencia del presidente Nicolás Sarkozy. René Dosière ha pasado cinco años mirando con lupa las cuentas del palacio presidencial antes de publicar, el próximo jueves, su libro L’Argent de l’Etat. ¿Qué grandes cambios habrá notado el diputado socialista desde que Sarkozy vive en el Elíseo?

Es el ‘escrutador’, investido por la Asamblea Nacional para analizar los presupuestos del gobierno francés y del Elíseo, la residencia del presidente Nicolás Sarkozy. René Dosière ha pasado cinco años mirando con lupa las cuentas del palacio presidencial antes de publicar, el próximo jueves, su libro L’Argent de l’Etat. ¿Qué grandes cambios habrá notado el diputado socialista desde que Sarkozy vive en el Elíseo?

En 2011, el presupuesto del Elíseo se elevó a 113 millones de euros, contra 32 millones de euros en 2007, cuando Jacques Chirac dejó un presupuesto cuya cantidad ya se había multiplicado por 9 desde 1995. Con Nicolás Sarkozy, los desplazamientos aéreos han aumentado del 49% y los coches oficiales son 121, contra 55 con Chirac. Cada desplazamiento cuesta de media 450 000  euros, ya que el presidente sólo viaja en Airbus. René Dosière toma como ejemplo el viaje de París a Saint-Quentin, en 2009: una distancia de 165 kilómetros, en avión, que costó 400 000 euros, puesto que el presidente moviliza enormes efectivos de policía para su seguridad. Además, el número de desplazamientos evolucionó a la alza, pasando de 50 por año en 2007  a 70 ahora.

12 000 euros de dietas al día

Otro apartado de gasto importante, la comunicación. “7,8% del presupuesto total del Elíseo entre 2008 y 2010”, según el diputado. Sólos los sondeos que el presidente manda efectuar regularmente por sus equipos cuestan 500 000 euros al año.

Para conseguir esos datos, el diputado tuvo que intervenir en la Asamblea y, sobre todo, hacer sin cesar preguntas escritas muy precisas al Elíseo, obligado a contestar por ley. De tal modo, el diputado pudo obtener el precio que paga el contribuyente para que el presidente tenga de comer cada día: 12 000 euros.

Por el contrario, existen unos gastos que sí han reducido: la ayuda a los indigentes. El Elíseo tiene como papel ayudar con una pensión excepcional de 200 o 300 euros a las personas en dificultad que escriben al presidente. Pero desde que Nicolás Sarkozy está en el cargo, “las buenas obras del Elíseo han caído considerablemente. Sólo representan 150 000 euros al año, la mitad que al final  del mandato de Jacques Chirac.” Mientras que los sueldos, en el Elíseo, aumentaban de media un 10,7% en esos últimos años.

El diputado reconoce una cualidad determinante del Elíseo con Sarkozy: el presupuesto general es ahora mucho más transparente que el del presidente anterior, en cuya legislatura se estima que un tercio de los gastos estaban ocultados. Aun así, el diputado reivindica que el presupuesto del Elíseo sea público y que el palacio haga anualmente una publicación oficial de sus gastos en Internet.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba