Nacional

Las cédulas hipotecarias eluden los recortes y mantienen ratings mejores que el reino de España

Las cédulas hipotecarias mantienen unas calificaciones crediticias altísimas, muy superiores a las de las propias entidades que emiten en casi todos los casos. Sin ir más lejos, Standard & Poor´s otorga Triple A a algunas de Kutxabank o Ibercaja, y acaba de otorgar una AA+ a las de Banca Cívica, es decir, superior incluso a la del reino soberano de España, que es de A simple. Sin el problema de la liquidez, está previsto que varias entidades emitan más en un futuro no lejano.

Un asunto sorprendente, ya que se trata en algunos casos de entidades inmersas en fusiones; en otros, de casas que han recibido dinero público y, en definitiva, todas con problemas de suelo. Sin embargo, estas cédulas están colateralizadas con hipotecas sanas y depósitos.

Así lo confirman desde S&P, que indican que sus ratings son fruto del análisis de los propios activos sobre los que se emite la cédula. En el caso de Banca Cívica, la calificación de las cédulas hipotecarias está siete escalones por encima de la entidad, que es triple B. 

S&P reconoce en su informe sobre Banca Cívica que ha otorgado la máxima calificación posible a las cédulas, teniendo en cuenta el rating de la entidad. Es opinión llega después de analizar los perfiles de crédito y cash flow que respaldan la emisión. Para los profanos: que las hipotecas y los depósitos que actúan como colateral son buenos. Se sienten cómodos con las garantías.

Un gestor de fondos de una entidad española señalaba que estas calificaciones son “realmente brutales”. Conviene recordar que hace apenas dos semanas, S&P ha realizado un recorte masivo de ratings soberanos, retirando la Triple A incluso a Francia.

En la agencia reconocen que las últimas colocaciones (Bankia, 2.000 millones de euros, CAM, 1.000 millones) se han descontado íntegramente en el Banco Central Europeo (BCE), es decir, han sido entregadas por los emisores al organismo que preside Mario Draghi para obtener liquidez.

Fuentes cercanas a la agencia reconocen que están menos negativos en materia de cédulas, aunque es algo que puede cambiar, sobre todo si hay algún sobresalto o alguna advertencia desde algún Gobierno. Desde una sala de tesorería afirmaban que “hemos podido ver que S&P es de gatillo fácil y puede rebajar estas calificaciones con más rapidez de la que imaginamos. Es cierto que sorprende que sean tan altas”. El experto añade que esto podría acelerarse también cuando el Gobierno obligue a las entidades a ajustar las valoraciones inmobiliarias a precios de mercado.

En cualquier caso, no descarta que el proceso de colocación se reanime a partir del primer trimestre de este año. De momento, Banca Cívica tiene previsto emitir, aunque todavía no se conoce el importe.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba