Nacional

Rato espera repetir los resultados de 2011 entre rumores de fusión

Bankia prevé ganar al menos 410 millones al cierre de 2011. Esas son las estimaciones del banco que preside Rodrigo Rato a lo largo de los últimos trimestres. Para 2012, la cúpula de Bankia se ha propuesto ese objetivo de estar en el entorno de los 410 millones de beneficios después de impuestos. Así se ha decidido en las última reunión de su Consejo, cuando el máximo órgano de Bankia optó por el plan más realista dada la dificultad que atraviesa actualmente el negocio bancario y el duro saneamiento que va a exigir el Gobierno en la reestructuración financiera.

Bankia prevé ganar al menos 410 millones al cierre de 2011. Esas son las estimaciones del banco que preside Rodrigo Rato a lo largo de los últimos trimestres. Para 2012, la cúpula de Bankia se ha propuesto ese objetivo de estar en el entorno de los 410 millones de beneficios después de impuestos. Así se ha decidido en las última reunión de su Consejo, cuando el máximo órgano de Bankia optó por el plan más realista dada la dificultad que atraviesa actualmente el negocio bancario y el duro saneamiento que va a exigir el Gobierno en la reestructuración financiera.

“Bankia ha optado por el plan ‘B’”, aseguran a Vozpópuli fuentes sector. “Han primado ese criterio tras recibir varios informes de asesores y auditores externos”, prosiguen. Rato se ha decidido por esa vía ante las peticiones que están efectuando los mercados que valoran más la consolidación de balances que presentar grandes resultados. “Además es un síntoma de que quiere un futuro en solitario para Bankia lejos de los vaivenes de las fusiones, en especial, la de La Caixa de la que tanto se ha hablado durante esta semana”, explican desde una auditora.

De hecho, en el sector se da por descontado de que Rato intentará algún tipo de operación corporativa para mantener la independencia de Bankia y así poder aumentar el saneamiento del balance durante el proceso de integración. "Si no cuenta con algo más de 4.500 millones en preferentes para poder jugar con ellos en la cuenta de resultados", aseguran en el sector.

Antes de cerrar la estrategia final para 2012,el Consejo de Bankia estudió la posibilidad de darle algo más de austeridad a la cuenta de resultados, circunstancia que se desechó finalmente. “Se podría haber rebajado algo la cifra pero tampoco hubieran tenido mucho más margen de jugar con el plan de provisiones ordinario aprobado para este curso”, explican desde un banco de inversión.

Estas estimaciones que pueden verse alteradas por las nuevas exigencias de saneamiento de los activos tóxicos de la banca que tiene en cartera el Ministerio de Economía. De hecho, en Bankia sopesan la opción de retrasar la fecha de presentación de su cuenta de resultados, prevista para el próximo 3 de febrero, con el objetivo de adecuar las cuentas a la nueva situación.

En el caso de Bankia, a estas nuevas necesidades se le sumaría el deterioro de la cartera inmobiliaria proveniente de Bancaja que se ha venido detectando en los últimos meses que, en su mayoría, ya está provisionada. De hecho, esta situación, agravada por la crisis del Banco de Valencia, que ha llevado a la intervención del Banco de España, han sido los detonantes de la salida de José Luis Olivas de Bankia.

Durante los nueve primeros meses del año, el banco ha vendido 2.916 unidades de activos adjudicados por un importe cercano a los 381 millones de euros. De este modo, el saldo de inmuebles adjudicados y adquiridos en balance ascendió a 4.891 millones de euros.Bankia obtuvo un beneficio neto de 295 millones en los nueve primeros meses de 2011, de los cuales 90 millones corresponden al tercer trimestre del ejercicio. Por su parte, la tasa de morosidad se encuentra ya en el 7,09% con una tasa de cobertura del 48,3%, hasta septiembre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba