Nacional

Trillo admite estar ya con un pie fuera del Congreso tras quedar excluido del Gobierno

Fue el interlocutor del PP con el Gobierno y el responsable de la estrategia diseñada en torno al caso de los trajes de Francisco Camps, también el hombre de los recursos ante el Tribunal Constitucional y el que se echó en las espaldas las negociaciones de las reformas estatutarias. Su figura fue clave en la segunda legislatura de Mariano Rajoy en la oposición, pero hoy, una vez llegado éste a la Moncloa, Federico Trillo sigue a la espera de destino y ya ha confesado a muchos de sus compañeros de escaño que está con un pie fuera del Congreso de los Diputados, según ha podido saber Vozpópuli.

Convencido de que volvería al Gobierno de la nación, en el que ya fue ministro de Defensa con José María Aznar, Trillo se veía en la cartera de Justicia. Fue él el que defendió, como responsable de Interior, Justicia y Libertades de la ejecutiva popular, la cadena perpetua revisable, una de las propuestas estrella, no económicas, con las que el PP se presentó a las elecciones. Finalmente quedó fuera del Consejo de Ministros, pero el reparto de cargos en el Grupo Popular tampoco le había sido propicio. Ni siquiera le ha tocado la "pedrea" posterior, esto es, la presidencia de alguna comisión parlamentaria, que se comenzaron a constituir ayer, proceso que culminará hoy.

Si Rajoy piensa para él en algún otro destino, es un misterio. Muchos de los amigos que comparten con Trillo escaño en el Congreso, aseguran que Rajoy "debe premiarle los servicios prestados. Este partido le debe mucho". Otro responde con un "lógico" a la pregunta de si el presidente del Gobierno le ha reservado algo. "Algo le tiene que tener reservado", añade. El propio portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, señaló recientemente, que"ahora mismo no tiene ninguna responsabilidad y por algo será". Las especulaciones apuntaron desde la presidencia del Consejo de Estado a un puesto en el Tribunal Constitucional.

Otros dirigentes del partido, a los que ha confesado que se ve ya fuera del Parlamento, no le ven entrando en el "cementerio de elefantes" del Consejo de Estado, como es conocido en círculos políticos. Ya lo hizo José Luis Rodríguez Zapatero con María Teresa Fernández de la Vega, convirtiéndola en consejera permanente y enterrando su carrera política. Además, Trillo es letrado mayor del Reino y, salvo el caso de José Manuel Romay Beccaria, no ha ido nunca otro letrado a ese cargo. Fuentes de su entorno descartan también el Constitucional, para lo que debería pasar el 'filtro' de los socialistas.

¿Abandono de la política?

En cambio, abrió despacho profesional con dos de sus hijos, tras la derrota popular de 2004, y ese es el destino en el que le ven muchos del PP, eso es, su ida a la actividad privada y abandono de la política. Estudio Jurídico Labor S. L,. que es como se llama el bufete, ha llegado a contratar servicios con el partido y ha ejercido una gran capacidad de influencia interna. Actualmente Trillo está pendiente de que el pleno del Congreso dé el plácet para compatibilizar su escaño con su actividad profesional, lo que hará con toda probabilidad en los primeros plenos ordinarios que celebre.

De viaje esta semana en Londres, el que fuera también presidente del Congreso de los Diputados, se ha mantenido alejado de la atención pública desde que se conoció la composición del primer Gobierno de Mariano Rajoy. Por no ir, no lo hizo ni a la toma de posesión de los ministros de Justicia ni de Interior, materias de su competencia en el partido, ni siquiera acudió a la reunión que Rajoy mantuvo con el pleno del Grupo Popular en el Congreso el pasado día 10. Su única exposición pública en las últimas semanas ha sido con motivo del fallecimiento de Manuel Fraga, al valorar en distintos medios de comunicación la figura del presidente fundador del PP y uno de los padres de la Constitución.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba