Nacional

El FMI afirma que el ajuste fiscal español contraerá el PIB más de un 2% en 2012

El FMI en un estudio reciente concluye que todos aquellos ajustes fiscales encaminados exclusivamente a reducir el déficit presupuestario tienen fuertes impactos contractivos en las economías que los implementen. Para el caso español la reducción del déficit público hasta el 4,4% del PIB en 2012 supondrá una contracción superior al 2% del PIB en los dos próximos años. Sin embargo, si tal ajuste se hubiese aplicado durante la era de la burbuja, las cosas habrían sido muy distintas.

El FMI en un estudio reciente concluye que todos aquellos ajustes fiscales encaminados exclusivamente a reducir el déficit presupuestario tienen fuertes impactos contractivos en las economías que los implementen. Para el caso español la reducción del déficit público hasta el 4,4% del PIB en 2012 supondrá una contracción superior al 2% del PIB en los dos próximos años. Sin embargo, si tal ajuste se hubiese aplicado durante la era de la burbuja, las cosas habrían sido muy distintas.

En el estudio del Fondo se hace una distinción clara entre aquellos ajustes fiscales que tienen como objetivo restringir la demanda doméstica en una economía sobrecalentada, de aquellos que se hacen con el objetivo de reducir el déficit público.

Un ajuste fiscal en período de boomdel mercado bursátil o inmobiliario que incrementa fuertemente los ingresos por impuestos asociados a ganancias de capital no tendrá impacto negativo en la actividad económica. Se produce lo que se denomina una austeridad expansiva, donde los agentes económicos interpretan que en el futuro dispondrán de más renta por que los impuestos futuros serán menores. La contracción fiscal es bien vista por los agentes económicos y se incrementa la confianza de los inversores.

Ajustes fiscales encaminados exclusivamente a reducir el déficit

Sin embargo este análisis no se puede aplicar a los ajustes fiscales europeos actuales en un período claramente contractivo. Aquí el objetivo no es frenar una economía sobrecalentada, sino simplemente reducir el déficit público.

Para ello el análisis del Fondo Monetario se centra en de todos aquellos ajustes fiscales motivados exclusivamente por una reducción del déficit. Para estos casos, se estima que reducir hasta el 1% del PIB cercena el crecimiento económico, medido por el PIB real, en más de un 0,6% en los dos próximos años. Por cada punto adicional de reducción del déficit sobre PIB, el crecimiento económico real caerá un 0,5%. Juntando todo, el ajuste fiscal de España en 2012 contraerá el PIB real en más de un 2% en los dos próximos años.

Evidencia en contra de las tesis oficiales

Las actuales autoridades económicas, al igual que las anteriores, consideran que los ajustes fiscales generarán credibilidad en los inversores y en los agentes económicos, y tendrán un impacto positivo en el crecimiento económico futuro.

Llegan a afirmar que “la reducción del déficit público implicará menores necesidades de financiación futuras e impuestos más bajos, de manera que la actividad económica no se verá afectada”. Esta tesis era mantenida indistintamente por el que fuera director de la oficina económica de Moncloa en tiempos de Zapatero, David Taguas, dedicado ahora asesorar a los constructores de este país, como por el actual director de la misma, Álvaro Nadal. Este estudio del FMI, sin embargo, lo desmiente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba