Nacional

El Banco de España recibe seis ofertas no vinculantes por Unnim

Un total de seis entidades han decidido presentar sus ofertas no vinculantes por Unnim. Así se lo comunicaron ayer, fecha tope para esta primera fase del proceso, al Banco de España. Santander, BBVA, Popular, Ibercaja, Banca Cívica y Liberbank, el banco liderado por Cajastur, aparecen en la nómina de aspirantes. Sin embargo, no todos tienen el mismo apetito por la entidad catalana. La adjudicación final se decidirá entre Ibercaja y el Popular, como adelantó Vozpópuli. Algunas fuentes del sector apuntan a la posible presencia del fondo norteamericano JC Flowers, que también participó en el proceso de venta de la CAM.

La aparición de los dos grandes en el proceso responde al llamamiento efectuado por el Banco de España a todas las entidades para animar la subasta. De hecho, todo el sistema financiero ha recibido el cuaderno de venta diseñado por el banco de inversión japonés Nomura. BBVA presenta algo más que el interés cero del Santander. La entidad que preside Francisco González está muy interesado en expansionarse en el mercado catalán pero la escasa red de Unnim desbarata sus planes de expansión. Su gran objetivo es CatalunyaCaixa, entidad que despierta todo el interés de Kutxabank, el banco de las fusionadas cajas vascas.

Este es el motivo de la ausencia de la entidad vasca en el proceso de venta de Unnim. Una situación similar sucede con Unicaja. La entidad presidida por Braulio Medel, en medio de una tormentosa fusión con Caja España-Duero, como ha venido contando este diario, será uno de los actores del proceso de venta de Banco de Valencia.

"Todos iremos a mirar. Otra cosa será luego el interés por comprar", explican desde un par de entidades. De hecho, desde algún banco empiezan ya a criticar que entidades que no van a pujar finalmente por una caja nacionalizada puedan participar en el desnudo integral que permite el Banco de España. "De estos cuadernos de venta y 'data room' (proceso de preguntas y respuestas entre interesados y la entidad en venta) se logra mucha información que luego es valiosa para el futuro", inciden desde un banco.

En la primera fase de la subasta, las entidades han de presentar la oferta no vinculante y es a la que concurren un mayor número de ofertantes, siendo luego, en la segunda fase, cuando se presenta oferta vinculante, el momento en que se reduce la cantidad de grupos realmente interesados. Unnim cerró los nueve primeros meses del año con unas pérdidas de 107 millones de euros. A final de año, los números rojos se elevarán hasta el entorno de los 250 millones.

Popular e Ibercaja, los grandes animadores de la subasta

El Popular e Ibercaja serán los gran animadores de esta subasta. Unnim es especialmente importante para la caja aragonesa. La entidad nacionalizada se ha convertido en la bisagra de la fusión entre la caja aragonesa y la unión liderada por Caja Navarra y Cajasol. “Ibercaja está interesada en Unnim como estrategia para una operación de mayor calado”, aseguran fuentes del sector. El mismo razonamiento se sostiene desde los despachos de la entidad aragonesa.

La compra de Unnim reportaría a Ibercaja cerca de 29.000 millones en activos. El grupo rondaría así los 75.000 millones. Un tamaño insuficiente para lo que reclama el mercado, pero sí suficiente para no sentirse en desventaja en la integración con Banca Cívica, que cuenta con casi 72.000 millones en activos. Esta unión a tres bandas superaría los 150.000 millones en activos, niveles similares a los del Popular, tras la compra del Pastor, y Sabadell, con la adjudicación de la CAM.

Las negociaciones entre Ibercaja y Banca Cívica están muy avanzadas, según ha podido saber este medio. De hecho, aunque como reconocen distintas voces en el sector financiero, “todo el mundo está hablando con todo el mundo en estos momentos”, la entidad coopresidida por Enrique Goñi y Antonio Pulido entiende que la unión con Ibercaja es más sencilla que la posibilidad de unión con las cajas vascas.

Ibercaja y Banca Cívica, por separado, tras un interés inicial de las cajas vascas, fueron las dos entidades que estuvieron más cerca de cerrar un acuerdo de compra con Unnim, antes de su nacionalización por el Banco de España por tan solo un euro. Las negociaciones no fructificaron entonces puesto que ambas entidades entendieron que la nacionalización de Unnim les podría reportar algún tipo de protección como contrapartida a su compra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba