Nacional

El ex director del Festival de Gijón emite un comunicado, 24 horas después de su destitución

La destitución del cineasta José Luis Cienfuegos al frente del Festival de Cine de Gijón ha generado una reacción inmediata en el mundo de las artes audiovisuales, que han lamentado el cese de una de las figuras que convirtió el certámen en una apuesta por el cine alternativo.

La destitución del cineasta José Luis Cienfuegos al frente del Festival de Cine de Gijón ha generado una reacción inmediata en el mundo de las artes audiovisuales, que han lamentado el cese de una de las figuras que convirtió el certámen en una apuesta por el cine alternativo.

El día de ayer, en las redes sociales, específicamente en twitter, productores, periodistas y personajes vinculados al cine convirtieron a Cienfuegos en un trending topic. La decisión de su relevo, tomada por el Ayuntamiento de la ciudad, tiene para muchos un matiz estrictamente político.

Con éste, se suma otro a la larga cadena de decisiones arbirarias que en materia de cultura ha llevado adelante el gobeirno de Francisco Álvarez Cascos, quien en menos de un mes ha desmantelado, además de este certámen, el Centro de Arte Niemeyer, una institución llamada convertirse en insignia cultural de Avilés y del principado.

En respuesta a la medida, exactamente un día después del anuncio, José Luis Cienfuegos ha hecho llegar a la opinión pública un comunicado donde deja en claro la trasparencia de la gestión económica del festival y los logros cosechados desde 1995 al frente del encuentro cinametográfico, que este año cumple 50 años.

En su comunicado, Cienfuegos manifestó que "con el solo deseo de corresponder al legítimo interés mostrado por los medios de comunicación regionales, nacionales e internacionales" por conocer su opinión sobre la destitución, haría la ya citada declaración, "que es la única que debe considerarse como expresada públicamente".

En lo que al balance de cuentas y cifras de espectadores de la 49 edición del FICXixón, Cienfuegos manifestó dejar una herencia postiva de un 20% más de recaudación en taquilla, así como un salgo mucho mayor de visitantes, con 75.000 espectadores.

Además de la repercusión cultural del evento, Cienfuegos remarcó la importancia del Festival no en el aspecto regional, sino también nacional, y aunque evita en todo momento la polémica o emitir juicios de tipo político, en algunos de sus párrafor pueden leerse mensajes muy claros que aluden a la política interventira de Francisco Álvarez Cascos en materia cultural.

Sobre este último aspecto, completa Cienfuegos: "Hemos intentado con escrúpulo actuar libres de prejuicios y siempre indiferentes a los ídolos de la tribu. En este aspecto, creemos que hemos contribuido humildemente a "foguear" la crítica cinematográfica especializada nacional, pues siempre hemos estado dispuestos a asumir el pequeño riesgo de acoger los inicios de críticos jóvenes recién salidos de la Universidad o periodistas de publicaciones independientes y minoritarias en los que veíamos, sin más criterio que nuestra intuición, talento y futuro".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba