Nacional

Duran acudió a Rajoy para asegurarse la presidencia de la comisión de Exteriores del Congreso

Del 'no' a la investidura de Mariano Rajoy al 'sí' al decreto de medidas urgentes han pasado muchas cosas entre CiU y el Gobierno tanto en el ámbito de Madrid como de Barcelona y con distintos interlocutores. Dos de ellos han sido el presidente del Gobierno y el portavoz del Grupo Parlamentario catalán, Josep Antoni Duran Lleida. Pero parecía que a Duran no le importaba tanto el pacto fiscal o el fondo de competitividad para Cataluña como la presidencia de la Comisión de Exteriores del Congreso, que reclamó para sí desde el minuto uno y que no negoció con su homólogo popular, Alfonso Alonso, sino directamente con Rajoy, según ha podido saber Vozpópuli.

El malestar del PP con los convergentes a causa del voto negativo fue tan profundo que Duran vio peligrar la presidencia de esa comisión y, de hecho, recibió algunos 'mensajes' desde el Grupo Popular a la hora, por ejemplo, de negociar la presencia de CiU en la mesa de la Diputación permanente, de la que quedó excluida. Simultáneamente, en Cataluña, la presidenta regional de los populares, Alicia Sánchez-Camacho, presentaba una enmienda a la totalidad a los presupuestos del Gobierno de Artur Mas, con críticas al ticket moderador para las recetas o a la tasa para la hostelería. Además, CiU también presidirá la comisión de seguridad vial y movilidad sostenible. Los convergentes, con 16 diputados presiden dos comisiones frente a los socialistas, que con 110 asientos en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, estarán al frente de tres.

Finalmente, Duran consiguió su presidencia --que ocupa desde el año 2004-- y el Gobierno que CiU votara a favor del decreto de medidas urgentes ya que, a pesar de tener los escaños suficientes para sacarlo adelante solo con los votos populares, Rajoy desea que las principales medidas no se aprueben en solitario. 

En este caso, fue el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, el encargado de la negociación. Como ayer revelaba este periódico, los convergentes mantienen una línea de interlocución con el equipo económico del Gobierno, que incluye al titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos; a la titular de Fomento, Ana Pastor, y al de Industria, José Manuel Soria.

"No necesitamos vitalmente al PP"

Artur Mas señaló ayer en los desayunos informativos de Europa Press que este respaldo es "un depósito a plazo. Cuando venza el plazo se retira o se renueva", pero el president depende en buena medida del apoyo popular, reacio a buscar otros socios de gobierno en los independentistas de ERC o a un pacto estable con el PSC, aunque ayer insistiera en que "no necesitamos vitalmente al PP" al tiempo que negó ser rehén de ellos para aprobar sus propias cuentas. Tampoco se descartan pactos CiU-PP para el ayuntamiento de Barcelona. Sobre el voto negativo de CiU a la investidura de Rajoy comentó que "no queríamos comprometernos para cuatro años. Pero si ese Gobierno aprueba medidas impopulares y dice que es la única manera, entonces firmamos un depósito a plazo", tal y como se hizo, recordó el mayo de 2010 con el primer recorte de José Luis Rodríguez Zapatero.

Desde el PP recuerdan ha sido la primera vez que CiU votó en contra de la investidura del ganador de las elecciones generales, lo que acrecentó el malestar contra los convergentes, convencidos de que optaría, como así hizo el PNV, por la abstención.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba