Nacional

Ruiz-Mateos no va al juzgado para declarar sobre la compra de un hotel

El empresario José María Ruiz-Mateos no se ha presentado hoy, por segunda vez, en el juzgado de Palma, que le había citado a declarar por una querella, en la que se le acusa de haber estafado 14 millones de euros en la compra de un hotel de Mallorca. Fuentes judiciales han informado de que Ruiz-Mateos ha incomparecido sin ninguna justificación ni comunicación de que no acudía al juzgado, en el que tampoco se ha personado su abogado.

El empresario José María Ruiz-Mateos no se ha presentado hoy, por segunda vez, en el juzgado de Palma, que le había citado a declarar por una querella, en la que se le acusa de haber estafado 14 millones de euros en la compra de un hotel de Mallorca. Fuentes judiciales han informado de que Ruiz-Mateos ha incomparecido sin ninguna justificación ni comunicación de que no acudía al juzgado, en el que tampoco se ha personado su abogado.

La juez Raquel Crespo, el juzgado de instrucción número 3 de Palma, decidirá ahora qué medidas adopta en relación a la segunda incomparecencia del empresario, quien ya no acudió el pasado mes de julio a su primera citación en el caso.

La citación de hoy había sido acordada por la magistrada tras rechazar que los problemas médicos que alegó Ruiz-Mateos para no ir al juzgado le impidieran su comparecencia en la sede del juzgado.

Ruiz-Mateos ha pedido prestar una nueva declaración el 18 de enero ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz por otra presunta estafa cometida con los pagarés emitidos por las enseñas de su grupo empresarial Nueva Rumasa.

Mientras los periodistas aguardaban la llegada del empresario al juzgado de instrucción número 3, varios de sus hijos fueron vistos por el edificio de los juzgados de Palma para declarar en una querella interpuesta contra ellos por la Fiscalía Anticorrupción, si bien de momento se desconoce su contenido.

Querella por la venta del hotel Eurocalas al sobrino del empresario

La querella por la que ha sido citado Ruiz-Mateos en Palma fue interpuesta por el hotelero Francisco Miralles, que vendió en 2006 a una empresa de Zoilo Pazos, sobrino de Ruiz-Mateos, el hotel Eurocalas por 24 millones de euros mediante un conrato en el que el empresario gaditano y sus hijos varones actuaron como avalistas.

Miralles asegura que los Ruiz-Mateos le deben 13.931.087 euros, más los intereses de demora, por el establecimiento turístico, sobre el que además pesa una hipoteca de 19 millones de euros.

La querella criminal relata que en mayo de 2006 la sociedad Calwell, de la que es titular Zoilo Pazos, adquirió con el aval de los Ruiz-Mateos el hotel Eurocalas, situado en Calas de Mallorca, en el municipio de Manacor.

Varios de sus hijos, así como su sobrino, ya declararon ante el juzgado palmesano y atribuyeron a José María Ruiz-Mateos la decisión de comprar el hotel y las posteriores gestiones en torno a él.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba