Nacional

Las autonomías deben más de 63.500 millones que no contabilizan como déficit

El Ejecutivo limitará el déficit público en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que anoche comenzó a trasladar a las autonomías. Pero no hay límite a las deudas que las autonomías sacan de sus balances contables a través de empresas públicas. Con los datos todavía provisionales del ejercicio 2011, las empresas públicas suman deudas que superarán los 63.500 millones de euros este año, es decir, un 1,5% del PIB español, según los datos de la Central de Balances del Banco de España.

El Ejecutivo limitará el déficit público en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que anoche comenzó a trasladar a las autonomías. Pero no hay límite a las deudas que las autonomías sacan de sus balances contables a través de empresas públicas. Con los datos todavía provisionales del ejercicio 2011, las empresas públicas suman deudas que superarán los 63.500 millones de euros este año, es decir, un 1,5% del PIB español, según los datos de la Central de Balances del Banco de España.

Esas empresas públicas son organismos concebidos para dotar de flexibilidad la ejecución y contratación de proyectos de los gobiernos. Sin embargo, según refleja la Central de Balances del Banco de España, esas empresas se han convertido de facto en el mecanismo más claro para ocultar su endeudamiento. Han crecido en número hasta rondar las 4.000 y hasta aumentar la deuda que esconden un 1.746% en la última década.

Las autonomías más endeudas son, precisamente, las que han recurrido más a un mecanismo. En el último trimestre del año, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid han pedido más de 11.000 millones de euros en créditos para sus empresas que no han contabilizado como déficit.

Cataluña  es la comunidad autónoma que más ha recurrido a ese mecanismo. Según su contabilidad, en apenas una década ha multiplicado por 100 los créditos que no contabilizan como déficit. A cierre del año, la Generalitat podría acumular casi la mitad del endeudamiento público “fuera del perímetro del déficit”. En total, casi un 4% del tamaño de la economía catalana son deudas no contabilizadas como déficit que corresponden a empresas públicas.

La Generalitat Valenciana es la segunda autonomía con más deuda fuera de la contabilidad de su déficit. Sólo en el último trimestre de 2011, el gobierno Fabra ha pedido 1.694 millones de créditos para sus empresas, casi el doble del plan de ahorro anunciado la pasada semana. La Generalitat Valenciana considera “empresas públicas” la Ciudad de las Artes y las Ciencias, su Circuito del Motor o las instalaciones de la Fórmula 1, entre otras.

Por su parte, la Comunidad de Madrid acumula ya casi 5.000 millones de euros en deudas de sus empresas públicas. Sin embargo, el gobierno de Esperanza Aguirre mantiene la mayoría de su déficit en los libros y su comportamiento es mejor que la media nacional. Las empresas públicas de Aguirre apenas representan un 0,9% del tamaño del PIB de la comunidad, frente a la media del 1,4% para el resto del país.

El resquicio legal para las autonomías

Pese a que el gobierno Rajoy ha anunciado el cierre de empresas públicas y una reducción del déficit, el endeudamiento de esas empresas queda fuera de las nuevas normativas que prepara el gobierno. Ese puede ser el resquicio que permita a las autonomías seguir endeudándose como han hecho hasta ahora, con créditos que han pasado de 3.443 millones de euros a 63.500 millones en 2011 en apenas una década.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba