Nacional

La banca española optó en 2011 por los convertibles para reforzar capital

El boletín trimestral del supervisor bursátil publicado hoy indica que las mayores exigencias de capital impuestas por la autoridad Bancaria europea (ABE) a las entidades financieras llevó a estas a esforzarse al máximo en la captación de recursos propios.

La EBA instó a los cinco mayores bancos españoles a alcanzar un ratio de capital principal o de máxima calidad hasta el 9 %, lo que ha propiciado la emisión de bonos convertibles.

El boletín trimestral del supervisor bursátil publicado hoy indica que las mayores exigencias de capital impuestas por la autoridad Bancaria europea (ABE) a las entidades financieras llevó a estas a esforzarse al máximo en la captación de recursos propios.

La EBA instó a los cinco mayores bancos españoles a alcanzar un ratio de capital principal o de máxima calidad hasta el 9 %, lo que ha propiciado la emisión de bonos convertibles.

Por el contrario, la emisión de participaciones preferentes, cuya capacidad para hacer frente a pérdidas es menor según la nueva regulación, apenas alcanzó en 2011 los 200 millones de euros.

El boletín de la CNMV ofrece también información sobre el pago de dividendos en el primer semestre del año, durante el cual las entidades financieras redujeron en un 25 % su retribución al accionista, hasta 2.714 millones, en contraste con el 70 % que creció este concepto en las empresas del sector energético.

Según el boletín de la CNMV, las emisiones brutas de renta fija crecieron en 2011 un 27,8 % respecto al año anterior hasta alcanzar 289.354 millones de euros, debido al aumento de las emisiones de cédulas hipotecarias.

El documento destaca el contraste entre los datos de 2011 y los de 2010, cuando estas emisiones se redujeron más del 41 %.

La CNMV explica que el aumento experimentado en 2011 obedece a la mayor incertidumbre causada por la crisis de la deuda soberana europea, uno de cuyos efectos sobre el sector bancario ha sido que las entidades han optado por emitir instrumentos con elevadas garantías, como las cédulas y los bonos de titulización.

De esos cerca de 290.000 millones de euros de renta fija emitidos en 2011 la mayor parte -el 35,9 %, equivalente a 103.862 millones- correspondió a la emisión de pagarés, ya que las entidades, en particular durante el último trimestre del año, se decidieron por estos productos para complementar el efectivo captado a través de los depósitos.

También creció -un 8 %- el volumen de bonos de titulización, que en 2011 alcanzó 68.412 millones de euros, entre los que destacó la colocación de los 9.200 millones de euros del Fondo de Titulización del Déficit del Sistema Eléctrico.

Por lo que respecta a la emisión de cédulas hipotecarias, dobló su importe en 2011 hasta alcanzar 67.227 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba