Nacional

Sindicatos y patronal intentan cerrar un documento con los acuerdos logrados para pedir más tiempo al Gobierno

Así se ha decidido después de que los presidentes de la CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado, y los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se hayan vuelto a ver hoy las caras para tratar de desatascar 'in extremis' las negociaciones.

No ha sido así, y con este documento los agentes sociales tratan de darse un nuevo balón de oxígeno a tres días de que finalice formalmente el plazo dado por el Gobierno, del próximo viernes 13 de enero, para que presenten el mayor acuerdo posible sobre el que construir la próxima reforma laboral.

Así se ha decidido después de que los presidentes de la CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado, y los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se hayan vuelto a ver hoy las caras para tratar de desatascar 'in extremis' las negociaciones.

No ha sido así, y con este documento los agentes sociales tratan de darse un nuevo balón de oxígeno a tres días de que finalice formalmente el plazo dado por el Gobierno, del próximo viernes 13 de enero, para que presenten el mayor acuerdo posible sobre el que construir la próxima reforma laboral.

Sin embargo, la situación está tan enconada que las mismas fuentes reconocieron que, aunque la intención de patronal y sindicatos es trasladar este documento sobre el estado de las negociaciones al Gobierno a lo largo de esta tarde o esta noche, tampoco es descartable que no se logre consensuar hoy un texto conjunto.

En el documento figurarían los cuatro acuerdos en los que prácticamente no ha habido problemas durante el proceso de negociación: la racionalización de los festivos, mutuas y absentismo, solución extrajudicial de conflictos y formación. Pero también los dos grandes escollos, la evolución de los salarios en los próximos años y la contratación.

Estas cuestiones han supuesto un mayor alejamiento de las partes desde el pasado 5 de enero, cuando la CEOE presentó una propuesta que ha levantado ampollas entre los sindicatos, pues la han considerado una vuelta a sus posiciones de máximos.

Así, mientras que las centrales habían llegado a ofrecer revalorizaciones de salarios por debajo del objetivo de IPC fijado por el Gobierno, del 1%, y convertir empleos a tiempo completo en otros a tiempo parcial, la patronal fue aún más allá y demandó congelación salarial para 2012 y 2013 y la posibilidad en virtud de la situación económica de aplicar subidas en 2014, además de una rebaja del coste del despido, hasta 20 días por año en el caso del despido improcedente y de 12 días en el del procedente.

El Gobierno no moverá ficha esta semana

Por ello, a última hora de ayer, el acuerdo se veía aún más alejado. Además, el vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, aseguraba entonces que la patronal no firmaría ningún acuerdo que supusiera una reforma "escasa" del mercado de trabajo.

En este punto se llega al final de los plazos dados por el Gobierno para que los agentes sociales apuntalen desde el acuerdo lo que será la próxima reforma laboral.

Según fuentes del Ministerio de Empleo, el Gobierno está a la espera de recibir el documento en el que trabajan los agentes sociales para "valorarlo y estudiarlo" en el Consejo de Ministros del viernes, pero lo ajustado de los tiempos hace que se descarte por el momento la aprobación ese día de las primeras medidas de reforma laboral.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba