Nacional

Traspaso de poderes poco ejemplar: 23.000 millones bajo la manta

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría advirtió el pasado jueves de que dispone de correos electrónicos con los que puede demostrar que el equipo económico de Zapatero no facilitó al Gobierno entrante todos los datos que se le requirió sobre las cuentas del Estado. Hasta el último minuto de su mandato, la ex vicepresidenta Elena Salgado insistió una y otra vez en que el ejercicio de 2011 acabaría con el 6% de déficit público cuando, en realidad, debajo de las alfombras el nuevo Gobierno ha descubierto otro 2% añadido, la mayor parte procedente de la contabilidad autonómica. A ellos se suman los 668 millones en números rojos de la Seguridad Social, lo que hace un montante total de casi 23.000 millones de euros que habrá que añadir al ajuste al que obliga el compromiso de estabilidad contraído con Bruselas.

El dato definitivo se conocerá el mes que viene, cuando las comunidades autónomas entreguen las cuentas de cierre del ejercicio. No obstante, ni en los avances de información trasladados al nuevo Gobierno por Elena Salgado ni tampoco en los datos facilitados por la Intervención General del Estado constaba una situación tan excepcional de las cuentas públicas. “La realidad es más dura de lo que pensábamos y también lo serán las medidas”, advirtió el pasado jueves Sáenz de Santamaría, justificando los nuevos ajustes que están por llegar.

En el PP se atribuye la discreción y la prudencia con la que el Gobierno de Mariano Rajoy se ha tomado la opacidad ejercida por Zapatero en el traspaso de poderes a la intención de no alarmar a los mercados ya que, salvando las distancias, se quiere huir del espectáculo que en su día protagonizó en Grecia Yorgos Papandreu. No obstante, el malestar en el PP con la anterior administración socialista es grande porque ha comprobado que la transferencia de poderes dejó mucho que desear en su contenido, sobre todo en el área económica, la más sensible de todas en estas circunstancias. Solo se respetaron las formas.

Se escapa algo de la actitud tan opaca que tuvo el anterior Gobierno el ex secretario de Estado para la Seguridad Social Octavio Granado, pues éste sí le anticipó a sus interlocutores en el traslado de poderes que el sistema acabaría cerrando este año en déficit, a pesar de que la previsión oficial registraba un superávit del 0,4% del PIB. El desfase, según se ha conocido ahora, suma casi 700 millones de euros.

De momento, el ahorro anunciado por el Gabinete de Rajoy se ha limitado a 15.100 millones de euros, 8.900 procedentes del ajuste en todos los ministerios y el resto de los ingresos extra procedentes de la subida de impuestos. La segunda fase del recorte llegará en marzo con los Presupuestos de 2012 y una tercera podría darse con posterioridad, según evolucione la situación económica, conforme avanzó el propio Rajoy en su debate de investidura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba