Nacional

Endesa consigue la licencia de un ciclo tras cuatro años de espera, pero ya no le interesa

Endesa acaba de recibir todos los trámites administrativos a su favor para la construcción de una nueva instalación de un ciclo combinado, pero curiosamente estas licencias, después de cuatro años de trámite, llegan en un momento en que la eléctrica ya no tiene interés en realizar estas inversiones en plantas que han dejado de ser rentables en los años de la crisis.

Endesa acaba de recibir todos los trámites administrativos a su favor para la construcción de una nueva instalación de un ciclo combinado, pero curiosamente estas licencias, después de cuatro años de trámite, llegan en un momento en que la eléctrica ya no tiene interés en realizar estas inversiones en plantas que han dejado de ser rentables en los años de la crisis.

Se trata de la central térmica de La Pereda, en el término municipal de Mieres (Asturias), un proyecto de unos 200 millones de euros,  410 MW eléctricos de potencia, e impulsado en conjunto entre la estatal Hunosa y Endesa.

Pero en 2010, la eléctrica que dirige Andrea Brentan anunció que congelaba esta inversión y aplazaba sin fecha la construcción de este tipo de instalaciones. La caída de la demanda energética, la subvención a la quema del carbón nacional y la crisis económica han obligado a que estas instaciones de gas estén paradas más tiempo de lo normal y dejen de ser rentables. El porcentaje de horas en funcionamiento (lo que se conoce como factor de carga) ha descendido más de 12 puntos porcentuales, quedando en torno al 20%. 

En este contexto, fuentes oficiales de Endesa subrayaron que la compañía sigue manteniendo este proyecto suspendido, pero no obstante, si Endesa decidiera incluir esta inversión en un nuevo plan estratégico, cuenta con 48 meses (cuatro años) para presentar ante el director de Área de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno en Asturias el proyecto de ejecución que se acaba de arprobar. Pero si transcurrido dicho tiempo no solicita este trámite, la autorización caducará.

El proceso de tramitación estuvo salpicado de varios obstáculos. El Ayuntamiento de Mieres  y la entidad Coordinadora Ecologista emitiieron informes negativos y presentaron alegaciones de caracter medioambiental. No obstante, en 2009, el ministerio de Medio Ambiente formuló la declaracion del impacto medioambiental favorable y en 2010 el Gobierno de Asturias otorgó la autorización ambiental; y por su parte, el regulador energético, la Comisión Nacional de Energía aprobó su informe perceptivo en 2011.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba