Nacional

La vicepresidenta cita también en Moncloa a la "número dos" del CNI

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recibido en Moncloa a la "número dos" del CNI, Elena Sánchez, como paso previo al relevo que el Gobierno popular tiene previsto efectuar en la jefatura de los servicios secretos españoles, según ha podido saber Vozpópuli. La entrevista con la secretaria general del CNI viene precedida por la celebrada entre Sáenz de Santamaría y el "número uno" del CNI, Félix Sanz Roldán, el pasado 26 de diciembre.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recibido en Moncloa a la "número dos" del CNI, Elena Sánchez, como paso previo al relevo que el Gobierno popular tiene previsto efectuar en la jefatura de los servicios secretos españoles, según ha podido saber Vozpópuli. La entrevista con la secretaria general del CNI viene precedida por la celebrada entre Sáenz de Santamaría y el "número uno" del CNI, Félix Sanz Roldán, el pasado 26 de diciembre.

El objetivo del Gobierno popular es proceder al relevo de la cúpula del CNI y posibilitar que el traspaso se haga de la manera más tranquila posible, eso sí, sin esperar demasiado. La Ley del Centro Nacional de Inteligencia establece un mandato de cinco años para el director del Centro, pero incorpora también el mecanismo para el relevo, que no tardará demasiado. El Consejo de Ministros puede proceder a su cese "en cualquier momento", según reza la ley reguladora del Centro, lo que pende como una Espada de Damocles sobre Félix Sanz, consciente de que su mandato, que expira en 2014, no llegará a su fin.

Sin embargo, no parece que esté en la agenda del Consejo de Ministros que se celebra hoy (mañana es fiesta) la sustitución del actual director del Centro, que llegó siendo ministra de Defensa Carme Chacón y a quien siempre se ha considerado muy próximo al PSOE. Además, Sanz Roldán declaró en contra de Federico Trillo en el juicio del Yak-42, en el que murieron 75 personas, 62 de ellas militares españoles que regresaban de una misión en Afganistán.

¿Regreso de un civil?

Sáenz de Santamaría ha decidido sondear a fondo la situación de los servicios de información españoles tras producirse el cambio de adscripción orgánica del CNI, que ha pasado de depender del Ministerio de Defensa a hacerlo del de Presidencia. Ya lo contemplaron otros jefes del Ejecutivo antes de Mariano Rajoy, pero a lo más lejos que se llegó fue, bajo el Gobierno de José María Aznar, a modificar su denominación de Centro Superior de Información de la Defensa, CESID, hasta la actual de CNI, y a reportar casi semanalmente su responsable al vicepresidente político.

La duda es si el nuevo Ejecutivo se inclinará por un militar o si volverá a poner a un civil al frente de los espías españoles. Fue bajo un Gobierno del PP cuando se produjo la llegada del primer civil como director, Jorge Dezcallar, y todo apunta a que se inclinarán de nuevo por un civil.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba