Nacional

Pego pide a Castellano un lavado de imagen por devolver su millonaria prejubilación

José Luis Pego, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada, los tres directivos de Novacaixgalicia cuyas prejubilaciones, junto a la de Javier García de Paredes, ascendían a 28 millones de euros pidieron a José María Castellano, nuevo presidente de Novagtalicia, una campaña para mejorar su imagen como condición para devolver gran parte de las millonarias indemnizaciones percibidas tras su salida de la entidad gallega. La opción se encuentra ahora en punto muerto a la espera de la resolución que adopte la Fiscalía Anticorrupción, que estudia si existió algún tipo de irregularidad en el cobro y negociación de estas prejubilaciones en las antiguas cajas gallegas.

Tanto Pego, como los otros dos directivos, habían solicitado esta posibilidad a los nuevos rectores de Novagalicia ante la presión social que soportaban tras hacerse públicos sus millonarios retiros. Como les sucedió meses antes a los ex directivos que gestionaban la CAM antes de su intervención, cuya gestión fue criticada en diversos actos y lugares públicos por parte de clientes y trabajadores de la caja alicantina, Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada tuvieron que soportar abucheos en varias ocasiones e incluso alguno de ellos llegó a cambiar su aspecto para evitar la crítica social.

Los tres ex directivos, pero en especial Pego, el más conocido de todos, reclamaban al banco gallego algún tipo de acción pública que restituyera su imagen y mostrase su compromiso con Novagalicia. "Querían un acto en el que se convocara a los medios y en el que Castellano les mostrase su agradecimiento por devolver una cantidad que podía rondar el 75% de lo percibido. Además, solicitan que se trasladara que ellos (Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada) siempre habían estado dispuestos a devolver la mayor parte de sus indemnizaciones, como hizo Javier García de Paredes, pero que el proceso se había enquistado ante el revuelo mediático", explican desde un despacho de abogados gallego, conocedor del proceso.

La Fiscalía Anticorrupción debe decidir si archiva el caso o, por el contrario, si percibe que puede existír algún tipo de irregularidad, tras la información y documentación recabada en las diligencias previas. "En el caso de que no hubiera el caso, se abriría la vía de la devolución que ya tenía pactada ambas partes", explican fuentes conocedoras del acuerdo. "Cualquier entrada de capital sería bienvenida en la entidad", aseguran desde Novagalicia.

El blindaje de Pego, ex director general de Novacaixagalicia, Gorriarán, ex responsable del negocio inmobiliario, y Rodrígez Estrada se materializó con la segregación de los activos de la antigua caja Novacaixagalicia al nuevo banco Novagalicia. “El Consejo entendió que se debía proteger así a los directivos”, explican fuentes conocedoras de los contratos.

Sin embargo, desde la llegada de José María Castellano a la presidencia del banco, el nuevo directivo comenzó a tratar la devolución de estas cantidades porque las considera “inadmisibles” de acuerdo a la situación que vive la entidad. José Luis Pego ha percibido 10 millones de euros en prejubilaciones; Gregorio Gorriarán, un total de 7, mientras que la prejubilación de Rodríguez Estrada llega a los 4 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba