Nacional

El gobierno prepara una restructuración del sistema financiero mayor de la prevista

El volumen de avales a las entidades de crédito para 2012 por un importe de 100.000 millones de euros sugiere que el gobierno prepara una importante restructuración del sistema financiero. La cifra casi cuadriplica los 27.000 millones de euros para garantizar las obligaciones económicas exigibles al Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 2010.

El volumen de avales a las entidades de crédito para 2012 por un importe de 100.000 millones de euros sugiere que el gobierno prepara una importante restructuración del sistema financiero. La cifra casi cuadriplica los 27.000 millones de euros para garantizar las obligaciones económicas exigibles al Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 2010.

El gobierno, en el Real Decreto-ley de medidas urgentes para la corrección del déficit público, con efectos 1 de enero de 2012 y vigencia indefinida, fija el importe máximo de los avales a otorgar por el Estado durante el ejercicio del año 2012 en 196.000 millones de euros. Se trata de una cifra superior al importe máximo de 59.900 millones de euros para 2011 o los 95.900 millones de 2010.

De los 196.000 millones de importe máximo de avales otorgados por el Estado para 2012, 92.450 son los avales reservados a la Facilidad Europea de Estabilización Financiera, y 100.000 al sistema financiero.

Avales a la Facilidad Europea de Estabilización Financiera

El 7 de mayo de 2010 los jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros de la Zona Euro convinieron que la Comisión Europea propusiera un Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera que proporcionara apoyo financiero a aquellos Estados miembros con dificultades causadas por circunstancias excepcionales más allá de su control. Para ello se creó una sociedad anónima que se denominó Facilidad Europea de Estabilización Financiera, que permite el acceso a financiación adicional para los Estados miembros del Eurosistema que se encuentren en dificultades como consecuencia de circunstancias excepcionales ajenas a su control - véase rescate de Grecia, Portugal o Irlanda.

Esta sociedad puede conceder préstamos, financiándose para ello en el mercado internacional de capitales con el respaldo de los avales que concedan los Estados miembros accionistas no beneficiarios de la ayuda en el momento de la concesión del aval.

En 2010 y 2011 se concedieron avales por valor de 53.900 millones de euros para garantizar las obligaciones económicas exigibles a la Facilidad Europea de Estabilización Financiera. En 2012 dicha cifra se eleva a los 92.544 millones de euros.

Avales al FROB y a las entidades de crédito

En 2010 se fijó un importe máximo de 27.000 millones de euros para garantizar las obligaciones económicas exigibles al FROB, derivadas de las emisiones de instrumentos financieros, de la concertación de operaciones de préstamo y crédito, así como de la realización de cualesquiera otras operaciones de endeudamiento que realice dicho Fondo. En 2011 no se fijaron avales para el sistema financiero.

En el Real Decreto-ley de medidas urgentes para la corrección del déficit público de 31 de diciembre de 2011, se establece un máximo de 100.000 millones de euros para la concesión de avales a las obligaciones económicas derivadas de las emisiones de bonos y obligaciones nuevas que realicen las entidades de crédito residentes en España con una actividad significativa en el mercado de crédito nacional. La cuantía casi multiplica por cuatro el importe de avales al FROB.

Acceso al mercado de capitales o algo más

Los 100.000 millones de euros pueden servir para avalar las emisiones de bonos y obligaciones nuevas que realicen las entidades de crédito españolas y que tienen muy difícil el acceso al mercado de capitales. Sin embargo existen otros mecanismos alternativos que ya están utilizando las entidades españolas: las líneas de liquidez del BCE.

El BCE en diciembre 2011 prestó a las instituciones financieras 489.000 millones de euros, a un tipo de interés del 1%. El único objetivo era garantizar la liquidez del sistema bancario y refinanciar los vencimientos de bonos de las entidades en un contexto donde los bancos tienen completamente cerrados los mercados de crédito. A cambio el BCE pedía unas garantías totalmente dudosas de valores para los que actualmente no hay mercado.

Por eso tiene poco sentido, una vez que el BCE opta por regar de liquidez al sistema financiero, que además el Estado comprometa avales por 100.000 millones de euros. Otra cosa es que detrás se esconda una restructuración muy importante del sistema financiero español donde el FROB haga de banco malo y necesite emitir deuda avalada por el Estado por un valor próximo a los 100.000 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba