Nacional

Altos cargos de Caja Segovia se niegan a dar su consentimiento para que se sepa cuánto cobran

El director de Caja Segovia, Miguel Ángel Sánchez Plaza, o su antecesor en el cargo, Manuel Escribano, no han otorgado su consentimiento para que se hagan públicas las retribuciones de la entidad a lo largo de 2011, como prevé la circular del Banco de España 4/2011, de 30 de noviembre.

Sí que ha trascendido, según recoge la entidad en su página web, como información de relevancia prudencial, que el presidente, Atilano Soto (PP), ha percibido 13.860 euros y que su vicepresidente, Manuel Agudíez (PSOE), ha cobrado 12.300 euros.

El director de Caja Segovia, Miguel Ángel Sánchez Plaza, o su antecesor en el cargo, Manuel Escribano, no han otorgado su consentimiento para que se hagan públicas las retribuciones de la entidad a lo largo de 2011, como prevé la circular del Banco de España 4/2011, de 30 de noviembre.

Sí que ha trascendido, según recoge la entidad en su página web, como información de relevancia prudencial, que el presidente, Atilano Soto (PP), ha percibido 13.860 euros y que su vicepresidente, Manuel Agudíez (PSOE), ha cobrado 12.300 euros.

Mientras que el actual senador del PP y expresidente de la Diputación Javier Santamaría tampoco declara la cifra, el secretario provincial de los populares, Miguel Ángel de Vicente, ha percibido 7.020 euros.

El diputado provincial del PP José Luis Sanz Merino ha percibido 8.850 euros; el viceportavoz popular en las cortes regionales, Juan José Sanz Vitorio, 4.800 euros, y la dirigente de la Federación de la Mujer Rural, Elena García Gil, del PP, 8.550 euros.

Se ampara en la ley para no ofrecer datos el miembro de CCOO Eduardo Aguado Pastor, mientras que el presidente de la Federación de Empresarios Segovianos, Pedro Palomo, declara 8.850 euros, y el alcalde socialista, que ya anticipó el dato, Pedro Arahuetes, 5.100 euros.

En un comunicado, Unión Progreso y Democracia (UPyD) ha considerado como "burla a la ciudadanía", de la que hacen responsable al PP y al PSOE, ante la resistencia a desvelar las remuneraciones de algunos cargos.

UPyD, cuyos dirigentes han sido llamados al juzgado por Caja Segovia para que ratifiquen sus declaraciones sobre sueldos a exdirectivos de la entidad, anuncia que se va a dirigir al Banco Central Europeo (BCE) y, posiblemente, al Defensor del Pueblo.

Para los representantes del partido de Rosa Díez, en los tiempos actuales en los que hasta la Casa Real hace públicas las retribuciones del Rey de España, "nos resistimos con todas nuestras fuerzas a que esta nueva casta surgida en el entorno de Caja Segovia se crea intocable".

Asimismo matizan que "actúan como los señores feudales de la edad media o como los más recientes caciques franquistas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba