Nacional

Las cajas podrán ser entidades de crédito aunque controlen menos del 50% de sus propios bancos

El Gobierno, a través del BOE, permitirá que las cajas puedan mantener su naturaleza como entidades de crédito, a pesar de que controlen menos de 50% del banco al que han transferido sus activos. Mediante una disposición en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se evita que las cajas de ahorros que controlen menos del 50% del capital del banco a través del cual ejercen su actividad financiera se conviertan en fundaciones. De esta manera, se facilita que mantengan su estatus y, entre otras cosas, el Ejecutivo abre una ventana de salida a cajas de ahorros inmersas en un proceso de fusión.

Siempre que mantengan el control sobre el banco, las cajas fusionadas que operan a través de un nuevo banco (ahora mismo, Bankia, resultante de la unión de siete cajas de ahorros y Banca Cívica; que engloba a CAN, Cajasol, Caja de Burgos y Caja Canarias) no se convertirán automáticamente en fundaciones si tuvieran de manera directa menos de un 50% del capital de dicho banco, cosa que de momento no ocurre.

Pero la redducción en su participación les permitirá cierto margen de maniobra inexistente hasta la fecha, en el caso de que necesitaran ampliar capital o emitir bonos convertibles. Aunque el BOE no hace mención concreta a control, se entiende que es, en definitiva, control sobre la gestión.

Algunos analistas ponen de manifiesto que, además, con esto, se abre un mecanismo de marcha atrás sobre las fusiones. Si alguno de estos bancos de nuevo cuño quebrara, las antiguas cajas se verían incapaces de seguir operando, al haber perdido la condición de entidad de crédito.

Con esta nueva reglamentación, si un banco cayera, podría defenderse que alguna de sus cajas, si fuera oportuno, continuara operando fuera del mismo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba