Nacional

Optimismo en las apuestas de mercado de los grandes bancos de inversión para 2012

Los grandes bancos de inversión, con alguna excepción, se muestran moderadamente optimistas respecto a la evolución de los mercados en 2012. Recomiendan a sus clientes aumentar de manera paulatina sus posiciones de riesgo, especialmente en bolsa y bonos corporativos, y reducir las posiciones en liquidez y bonos soberanos.

Los grandes bancos de inversión, con alguna excepción, se muestran moderadamente optimistas respecto a la evolución de los mercados en 2012. Recomiendan a sus clientes aumentar de manera paulatina sus posiciones de riesgo, especialmente en bolsa y bonos corporativos, y reducir las posiciones en liquidez y bonos soberanos.

La llegada del fin de año es un momento ideal para que los bancos de inversión revisen los aciertos y errores de las recomendaciones de inversión en activos hechas para el año que acaba. Y es que la mayoría de las recomendaciones de los bancos de inversión realizadas a finales de 2010 para 2011 no se han cumplido.

Por un lado, el entorno macroeconómico fue peor de lo que estimaron. Por otro, la mayoría de los mercados bursátiles, especialmente los emergentes, y las materias primas registraron en 2011 rendimientos negativos, frente a las perspectivas optimistas de la mayoría de la banca de inversión.

Sin embargo, pelillos a la mar: apenas hay propósito de enmienda, y se lanzan de nuevo a ofrecer sus recomendaciones de cartera a sus clientes para 2012. Para ello presentan sesudos informes donde participan un amplio equipo de economistas, estrategas, y un sinfín de analistas. Todo ello en aras de ofrecer a sus clientes sus “mejores recomendaciones”.

Escenario económico previsto para 2012

Existe un consenso generalizado entre los bancos de inversión global sobre las principales dinámicas macroeconómicas previstas para 2012. Prevén, por un lado, una fuerte desaceleración del crecimiento económico global, como consecuencia de la recesión prevista para la eurozona y el proceso de reducción de deuda de las principales áreas desarrolladas.

A pesar de la recesión en la Eurozona, el consenso de la banca de inversión asume un proceso de mayor integración fiscal que aleja la desintegración de la zona euro y reduce la retroalimentación de la crisis de la deuda soberana. Además, y quizás por el carácter anglosajón de la mayoría de ellos, estiman un crecimiento económico moderado para Estados Unidos, con una subida de alrededor del 2%. Respecto a los países emergentes, esperan una desaceleración que se verá atenuada por una política monetaria expansiva.

Teniendo en cuenta que la evolución de los precios ha disminuido a nivel global, la política monetaria será expansiva en la mayoría de las áreas geográficas lo que alimentará la asunción de riesgos por parte de los inversores.

Carteras recomendadas

Bajo este escenario económico, en un contexto donde la mayoría de la banca de inversión considera que las bolsas no están caras, y que los inversores mantienen posiciones excesivamente prudentes, especialmente en liquidez, Credit Suisse, Barclays Capital, o JP Morgan, recomiendan un incremento paulatino en las posiciones de riesgo.

La inmensa mayoría de las carteras recomendadas prefieren e incrementan bonos corporativos y bolsa, frente a bonos soberanos y liquidez. Pero dentro del riesgo se mantiene cierta cautela, prefiriendo bonos corporativos a bolsa. Por divisas, en un entorno más optimista, aunque con dosis de cautela, hay una preferencia por el dólar frente al euro. El mayor riesgo a este escenario base es que Estados Unidos finalmente entre en recesión económica en 2012, en cuyo caso los activos de riesgo, especialmente las bolsas, caerían fuertemente.

Frente a este consenso prácticamente generalizado, hay dos posiciones extremas. Por un lado, Morgan Stanley sigue manteniendo una posición muy defensiva para los siguientes 12 meses, sobreponderando activos como el oro, dólares o yenes, y prefiriendo bonos gubernamentales y liquidez a bolsa. En el otro extremo se encuentra JP Morgan, que prevé rendimientos de dos dígitos para las bolsas en 2012, y, por lo tanto, una depreciación del dólar respecto a las divisas más relevantes, teniendo en cuenta el carácter de activo refugio del billete verde. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba