Nacional

El abaratamiento del despido y el descuelgue de los convenios colectivos, fuera del acuerdo

Dos de esas líneas rojas que amenazan con abrasar a todo aquel que las toque quedarán incólumes. O al menos en lo tocante al diálogo social que estos días tiene lugar. Ni CEOE ni sindicatos van a abordar el abaratamiento del despido. Tampoco el descuelgue de los convenios colectivos en favor de los convenios de empresa. Dos patatas que el Ejecutivo de Rajoy deberá decidir el 7 de enero si las enfría, aun a riesgo de abrasarse.

Dos de esas líneas rojas que amenazan con abrasar a todo aquel que las toque quedarán incólumes. O al menos en lo tocante al diálogo social que estos días tiene lugar. Ni CEOE ni sindicatos van a abordar el abaratamiento del despido. Tampoco el descuelgue de los convenios colectivos en favor de los convenios de empresa. Dos patatas que el Ejecutivo de Rajoy deberá decidir el 7 de enero si las enfría, aun a riesgo de abrasarse.

Fuentes de la negociación celebraron que ambos puntos quedaran aparte. “En ningún momento hemos discutido esto”, confían. Últimamente, el runrún en torno a que se fije un contrato único con indemnización de 20 días por año trabajado –iniciativa hace poco defendida por el vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández- había provocado algún sobresalto. Pero el PP descartó esa vía, que ya se da en muchos de los nuevos contratos tras la reforma laboral de junio de 2010 aprobada por el PSOE. Un año después, en junio pasado, el Ejecutivo de Zapatero endureció la reforma al permitir esa clase de despidos en empresas que prevean pérdidas.

Tampoco se pacta el descuelgue

El otro punto candente, el de suplir gran parte de los convenios colectivos por convenios con la empresa, tampoco ha sido encarado por los agentes sociales. Para CCOO y UGT, reformar este tema implicaría desenterrar el hacha de guerra: la mayoría de los convenios son de empresa (74%), pero solo abarcan a un 8% de los trabajadores en España. Los sindicatos denuncian que un asalariado en una pequeña o mediana empresa no tiene capacidad para negociar con su jefe en condiciones de igualdad.

Lo que sí se ha pactado en el marco de la negociación colectiva es una prórroga de los acuerdos de moderación salarial, firmados a comienzos de 2010. CCOO y UGT han hecho aquí una concesión a cambio de contrapartidas: una mayor contención de los precios y un mejor reparto de los beneficios empresariales.

Queda por ver si la responsable de Empleo, Fátima Báñez, decide encarar alguno de estos dos puntos cuando se lance la reforma laboral. La respuesta, el 7 de enero. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba