Nacional

Antiguos altos cargos socialistas llaman a las empresas del IBEX para colocarse

 Los sucesivos descalabros socialistas, primero el 22 de mayo en las elecciones locales y autonómicas y, poco tiempo después, en las generales del pasado 20 de noviembre, han dejado un reguero de descolocados entre aquellos que ocuparon cargos públicos en las administraciones del PSOE. A diferencia de otras épocas, en las que el partido les iba asimilando en ayuntamientos, comunidades, empresas públicas y televisiones autonómicas, la pérdida del poder generalizada impide su recolocación. Los Grupos Parlamentarios y los aparatos del partido son casi el único de los ámbitos que les queda, pero ya no dan más de sí.

Dos Comunidades autonómicas, Andalucía, --y parece que no por mucho tiempo—y País Vasco, y el Gobierno de nueve capitales de provincia, son un magro balance para el PSOE, de hecho, un de los peores de su historia. A ello se une la pérdida del Gobierno de la nación con 110 diputados, ocho menos que los cosechados en las primeras elecciones democráticas, en 1977.

En las últimas semanas varios ministros se han puesto en contacto con las principales empresas del IBEX para intentar colocar a algunos de sus ya ex cargos públicos, según ha podido saber Vozpópuli. No es una práctica nueva. En empresas como Telefónica acabaron recalando ex ministros como Eduardo Zaplana o el secretario de Estado de Comunicación del último Gobierno de José María Aznar, Alfredo Timermans, nombrado delegado de la compañía en Estados Unidos, al poco de que el PP saliera del poder en 2004. Este nombramiento provocó que el Ministerio de Administraciones Públicas, ya en manos del PSOE, llegara a abrir un proceso informativo para ver si Timermans incumplía la ley de incompatibilidades, por la cual debe estar dos años alejado de materias de su antigua competencia.

Uno de los hombres del PSOE que podría aterrizar en la operadora es el también ex secretario de Estado para la Comunicación Fernando Moraleda. Diputado por Ciudad Real en la anterior legislatura, Moraleda se quedó fuera de las candidaturas a las elecciones generales de este año. Es un caso más del reguero de ‘descolgados’ que ha dejado el PSOE. Parece que el propio Zapatero ha mediado con Telefónica para que encuentren un hueco a su antiguo colaborador en Moncloa.

Así, Moraleda podría coincidir en la operadora con otro significado socialista como Javier de Paz, íntimo amigo del ya ex presidente del Gobierno y que fue fichado en Telefónica en el año 2077 junto a Manuel Pizrro, en calidad de consejero independiente.

No parece Moraleda dispuesto a regresar al mundo del sindicalismo agrario a pesar de los éxitos electorales que alcanzó en aquella época. Antiguo líder de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) fue reelegido para el cargo hasta en cinco ocasiones, permaneciendo al frente de la secretaría general de la UPA nada menos que una década. Pero aquellos eran otros tiempos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba