Nacional

Los colaboradores de Zapatero buscan empleo

El expresidente del gobierno ha dejado Moncloa sin equipaje. Su incorporación al Consejo de Estado y a la presidencia del patronato de la Fundación Ideas se ha hecho con el personal mínimo que costea el Estado: un jefe de gabinete (sigue a su lado quien le ha asistido en su etapa de gobierno, José Enrique Serrano) y dos secretarias (entre ellas quien ha sido la más eficiente guardiana de la agenda del Presidente, Gertru).

El expresidente del gobierno ha dejado Moncloa sin equipaje. Su incorporación al Consejo de Estado y a la presidencia del patronato de la Fundación Ideas se ha hecho con el personal mínimo que costea el Estado: un jefe de gabinete (sigue a su lado quien le ha asistido en su etapa de gobierno, José Enrique Serrano) y dos secretarias (entre ellas quien ha sido la más eficiente guardiana de la agenda del Presidente, Gertru).

El resto de su equipo de Gobierno busca acomodo y muchos de ellos se preparan para acompañar en las listas del INEM a casi cinco millones de españoles, después de que los que hubieran sido sus destinos naturales hayan menguado fruto del tamaño de la derrota socialista. Ferraz y el aparato del partido se han quedado pequeños para realojar a toda la estructura del gobierno. De igual modo, la Fundación Ideas –el think tank socialista—tampoco tiene ya capacidad para acoger más personal pese a haber engordado sus filas en los últimos meses con la incorporación del mismo Zapatero que ha ubicado allí su despacho principal.

Así las cosas, colaboradores tan cercanos al expresidente como su asesora personal, Angélica Rubio, están ahora mismo fuera del paraguas socialista. Su pésima relación con el aparato del partido y las enemistades que ha generado durante su etapa en Moncloa la ubican en la empresa privada. Rubio fue periodista en el semanario Bierzo 7 y en Radio León de la Cadena SER antes de unirse al equipo de Rodríguez Zapatero. La compra de La Sexta por parte de Antena 3 también puede haberle cerrado las puertas de la que ha sido televisión de Zapatero por excelencia.

También queda fuera de la protección del partido quien ha sido el Jefe de la Oficina Económica del Gobierno, Javier Vallés, que todavía valora cuál será destino. Sus posibilidades son mucho más amplias porque Vallés es un profesional muy valorado en el terreno económico y –sobre todo – porque es inspector en excedencia del Banco de España por lo que su incorporación debiera ser prácticamente automática. Sin embargo, el hombre que ha servido de voz de la conciencia económica del Presidente durante sus últimos años de legislatura, todavía no ha pedido su reingreso al banco central.

Los exministros también buscan acomodo

Los ex ministros de Zapatero se encuentran en una situación comprometida. Sólo Valeriano Gómez ha conseguido integrarse en la nueva estructura que diseña Alfredo Pérez Rubalcaba, quien –previsiblemente—dirigirá el Partido Socialista. Valeriano será el enlace entre el PSOE y los agentes sociales, con los que mantiene una estrecha relación.

Entre las mayores incógnitas de los ministros de la última etapa de Zapatero se encuentra la del destino de la vicepresidenta del gobierno, Elena Salgado, quien intentó ubicarse en el Banco Europeo de Inversiones, sólo para descubrir que otra ex ministra (Magdalena Álvarez) no estaba dispuesta a renunciar al cargo que ocupaba para ser sustituida por su colega. Su segunda opción también se ha cerrado porque el gobierno designó a Ricardo Díez-Hochleitner (durante los últimos 9 años secretario de la Casa Real) como embajador ante la OCDE. A día de hoy, se busca organismo internacional para alojar ex-vicepresidenta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba