Nacional

Del Rivero dimite del consejo de Repsol y Abelló y Manrique serán los dominicales

El ex presidente de Sacyr, Luis Del Rivero, ha renunciado esta mañana a su puesto en el consejo de Repsol, y lo ha hecho a través de una carta al consejo de administración. Esta era una de las tres condiciones que la petrolera que preside Antonio Brufau imponía para seguir adelante con el rescate de Saycr (la CNMV confirmaba pasada la una de la tarde por hecho relevante las informaciones de Vozpópuli en relación a la compra de autocartera de Repsol un 10% en manos de la constructora, que garantiza el futuro de Sacyr).

El sillón de Del Rivero, que tenía un puesto a título personal desde 2006, no es el único que Sacyr deja libre. Sacyr deja de ser el primer accionista de la petrolera (mantiene un10%) y esto obliga a hacer cambios en el consejo. José Manuel Loureda también abandonará su puesto en el órgano de gobierno de la petrolera y Juan Abelló y Manuel Manrique serán los representantes de Saycr.

Para Brufau, el ejecutivo murciano era el elemento discordante en la compañía desde hacía años. Del Rivero ha intentado dar un golpe de timón a la petrolera y tomar el control de la misma en 2009 (guerra por el dividendo) y en agosto de este año, ante la presión de los bancos para renegociar su deuda.

No sólo consigue expulsar a Del Rivero sino que Brufau gana otra batalla, su segunda condición: Sacyr rompe el acuerdo de sindicación de acciones con Pemex, según el cual unían fuerzas (entre los dos sumaban casi un 30%) para forzar un cambio de dirección en la compañía.

Brufau recupera de nuevo el control

La tercera condición para aceptar la compra de un gran paquete de acciones de la petrolera era ejecutar la operación a precios atractivos. Repsol aumenta su apalancamiento con una elevada inversión, pero el precio le permitirá colocar dicha autocartera sin apuros y de manera ordenada con plusvalías entre posibles socios industriales o inversores institucionales.

La compañía confirma en hecho relevante que la operación de compra del 10% (un paquete de 122 millones de acciones) se ha realizado a un precio de 21,066 euros por acción, lo que supone un descuento del 5% sobre la cotización de cierre del día de ayer, 19 de diciembre (22,175 euros) y de un 22% respecto del precio objetivo medio de la comunidad de analistas. La inversión total realizada por Repsol asciende a 2.572 millones de euros y tiene potencial de crecimiento de unos 500 millones.

La comunciación de Repsol a la CNMV es demoledora. “La falta de acuerdo entre los bancos y Sacyr Vallehermoso habría producido un escenario de incertidumbre prolongada en esa compañía, lo que resultaría dañino para la cotización de Repsol y tendría efectos negativos adicionales sobre el proyecto de crecimiento de la empresa. Además, dado el gran número de bancos involucrados y la heterogeneidad de sus planes e intereses era previsible una venta masiva y desordenada de títulos“.

En resumen, la última guerra entre Sacyr-Repsol-Pemex y bancos se resuelve de esta manera:  Sacyr cede en el precio, en la expulsión de Del Rivero y en la ruptura con Pemex; Repsol pone el dinero; y por último los nuevos responsables de la constructora acuerdan con los acreedores zanjar la mitad de su deuda y apazar la otra mitad, 2.446 millones, al 31 de enero de 2015.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba