Nacional

Repsol aplaza su consejo al jueves en espera de que Sacyr zanje con los bancos

La petrolera Repsol celebra los consejos ordinarios los últimos miércoles de cada mes, pero la última reunión del año, la del mes de diciembre, se celebrará un día más tarde, el jueves 22, porque este miércoles parte del consejo de la petrolera, en concreto los accionistas de Sacyr, tienen que resolver su carta con los bancos.

La petrolera Repsol celebra los consejos ordinarios los últimos miércoles de cada mes, pero la última reunión del año, la del mes de diciembre, se celebrará un día más tarde, el jueves 22, porque este miércoles parte del consejo de la petrolera, en concreto los accionistas de Sacyr, tienen que resolver su carta con los bancos.

El miércoles 21 finaliza formalmente el plazo para que la constructora alcance un acuerdo con sus creedores para refinanciar el crédito vinculado a la compra del 20,01% de la petrolera de 2006 (4.900 millones), aunque en el mercado se da por hecho que los bancos habrían dado a Sacyr un nuevo de plazo, el 30 de diciembre.

Estos diez días más de margen abren una rendija a un preacuerdo entre ambas partes para llegar a una solución. Todas las opciones siguen abiertas: dación en pago de un 10% (Sacyr ofrece a los bancos 120 millones de acciones para saldar la mitad de su crédito);venta con o sin prima a un grupo industrial latinoamericano o a la petrolera china Sinopec; principio de acuerdo para vender un 5% a Repsol; e incluso el escenario más radical y negativo para todas las partes, el que los bancos ejecuten las garantías.

La decisión aún no está tomada, y debido a que Sacyr cuenta de plazo hasta el 30 de diciembre, parece que el consejo de Repsol se reunirá el jueves sin poder aún celebrar la solución tomada entre Sacyr y los bancos.

La compañía cerró a finales de 2006 la compra de su participación en Repsol YPF, operación que costó 6.525,5 millones de euros. Entonces, justificaba esta operación como un paso decisivo en la estrategia de diversificación y crecimiento del grupo.

Para hacer frente a esta inversión se firmó un crédito sindicado a largo plazo con casi una treintena de entidades financieras, entre las que se encontraban Citigroup, Santander, Calyon y Caja Madrid.

Además, las acciones de Repsol valen menos que lo que Sacyr pagó por ellas en 2006. La operación fue a razón de 26,71 euros por título, y las acciones de la petrolera cerraron el pasado viernes en 22,06 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba