Nacional

De Guindos apuesta por Montoro para Economía y reorienta su aspiración al Banco de España

Ex secretario de Estado de Economía en la etapa de José María Aznar, ex responsable de Lehman Brothers para España y Portugal, encargado de la división financiera de Price Waterhouse y miembro del Instituto de Empresa, Luis de Guindos ha sonado con fuerza en los últimos meses como próximo responsable de la política económica y las malas lenguas achacan su inclusión en esta quiniela a su propia ambición personal. Sin embargo, este viernes el interesado ha tenido especial disposición para descartarse de esta carrera aprovechando la presentación del libro de Mariano GuindalEl Declive de los Dioses”. “No me he apuntado a ninguna lista de ministrables. El ministro de Economía saldrá del magnífico equipo económico que rodea a Mariano Rajoy, estoy convencido de que Rajoy acertará seguro…”.

Esta apuesta implícita de De Guindos por Cristóbal Montoro como vicepresidente económico llega tarde, a solo tres días de que Mariano Rajoy anuncie su Gabinete, pero a fin de cuentas intenta desmontar las versiones que dentro del PP colocan al interesado en una campaña de autopromoción personal que dura casi un año y ha levantado no pocas ampollas dentro de Génova, 13. En la sede del PP engloban en lo que denominan “Factoría De Guindos” a todos los que en los últimos meses han jaleado su nombre como futuro vicepresidente económico, al tiempo que han despreciado la opción de Montoro para el cargo, en algunos casos a través de una auténtica campaña de intoxicación.

Cuando casi todo el mundo da por hecho que este último, leal a Mariano Rajoy desde el primer minuto, será el responsable de su equipo económico, la ambición de Luis de Guindos se reorienta con claridad hacia el Banco de España, donde la permanencia de Miguel Ángel Fernández Ordóñez como gobernador es cosa, como máximo, de cinco meses, en el supuesto de que antes no tire la toalla. A la presentación del libro de Guindal, celebrado en la Escuela de Telecomunicaciones de la Complutense, acudió este viernes el consejero de esta institución José María Marín, quien rindió pleitesía a De Guindos, especialmente en su saludo de despedida. Dentro del Banco hace tiempo que se han iniciado ya los bailes internos de apareamiento ante la nueva etapa que se avecina con la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa.

Marín ha escuchado de Luis de Guindos lo que serían sus prioridades en caso de estar sentado ya en el sillón de MAFO. “Hay que empujar a las cajas de ahorro a finalizar la reestructuración porque no nos podemos permitir la existencia de entidades zombis. La frase parece copiada de la boca del presidente del BBVA, Francisco González, dueño del copyright. El candidato a gobernador cree, además, que hay que actuar con urgencia porque el sistema financiero español arrastra “problemas de liquidez y de solvencia”. Dicho con todas las palabras, seguro que sin la intención de alarmar a nadie.

Esta reforma del sistema financiero, junto a la del mercado laboral es, en opinión de De Guindos, la que puede compensar los duros ajustes que están por llegar y conseguir que haya crecimiento y creación de empleo. “España no va a ser rescatada, pero tiene peores cifras de empleo que los países que ya lo han sido”, ha sentenciado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba