Nacional

FMI y UE rompen negociaciones con Hungría por su plan sobre su banco central

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la UE enviada a Budapest ha suspendido los contactos con las autoridades húngaras respecto a la posibilidad de prestar asistencia al país magiar a raíz de los planes del Gobierno de Hungría para limitar la autonomía del Banco Central húngaro.

El Gobierno de centro-derecha de Hungría anunció el mes pasado su disposición a reabrir las negociaciones para recibir ayuda del FMI y la UE como consecuencia del incremento de las tensiones en los mercados por el empeoramiento de la crisis de deuda de la eurozona.

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la UE enviada a Budapest ha suspendido los contactos con las autoridades húngaras respecto a la posibilidad de prestar asistencia al país magiar a raíz de los planes del Gobierno de Hungría para limitar la autonomía del Banco Central húngaro.

El Gobierno de centro-derecha de Hungría anunció el mes pasado su disposición a reabrir las negociaciones para recibir ayuda del FMI y la UE como consecuencia del incremento de las tensiones en los mercados por el empeoramiento de la crisis de deuda de la eurozona.

Sin embargo, el portavoz del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj, indicó que Bruselas había decidido suspender las conversaciones debido a la ausencia de garantías respecto a las intenciones del Gobierno en la nueva ley que regulará al Banco Central húngaro.

"La Comisión decidió interrumpir los contactos preparatorios en Budapest", señaló el portavoz, quien afirmó que "desafortunadamente no se han recibido garantías sobre las intenciones del Gobierno húngaro de impulsar la votación en el Parlamento de una ley que potencialmente podría minar la independencia del banco central".

Los diputados del partido gobernante Fidesz impulsaron aprobar una moción para acelerar el debate de la nueva norma, que el gobernador de la institución emisora, Andras Simor, ha advertido que puede llegar a suponer la toma del banco por parte del Ejecutivo.

De hecho, el Banco Central Europeo (BCE) ha expresado también sus objeciones al proyecto, desvelado en el transcurso de las conversaciones entre los enviados de Bruselas y el FMI con las autoridades magiares y que supone un nuevo intento del Gobierno de ganar influencia en el seno del banco central.

En una rueda de prensa, el diputado de Fidesz Janos Lazar apuntó la disposición de su partido a valorar la opinión del BCE antes de aprobar la nueva normativa, mientras que, sobre la prematura partida de la misión del FMI y la UE, declaró que "Hungría adeuda al FMI significativas cantidades de dinero y no cabe ninguna duda de que regresarán para cobrar lo que se les debe".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba