Nacional

El Parlamento italiano aprueba la reforma de su sistema de pensiones

El Parlamento italiano ha aprobado la reforma de las pensiones de jubilación de las que disfrutan sus miembros, el llamado "vitalicio", que, a partir del próximo 1 de enero, adoptará el sistema de cálculo contributivo aplicable a la práctica totalidad de los trabajadores de Italia.

El Parlamento italiano ha aprobado la reforma de las pensiones de jubilación de las que disfrutan sus miembros, el llamado "vitalicio", que, a partir del próximo 1 de enero, adoptará el sistema de cálculo contributivo aplicable a la práctica totalidad de los trabajadores de Italia.

Según han informado la Cámara de los Diputados y el Senado en sendos comunicados, su Oficina de Presidencia ha dispuesto la aprobación de esta reforma, anunciada en las últimas semanas como parte del "ejemplo" de la clase política ante los "sacrificios" que el primer ministro, Mario Monti, ha pedido a los ciudadanos para afrontar la crisis financiera.

Esta reforma afectará plenamente a los diputados y senadores que entren en el Parlamento a partir del 1 de enero de 2012 y, en base a ella, se aplicará también un prorrateo para quienes ya ejercen el mandato parlamentario desde antes.

Retraso de la edad de jubilación

Siempre desde enero de 2012, los parlamentarios que ya no están en ejercicio percibirán la pensión "vitalicia" con el cálculo anterior, pero nunca antes de que cumplan los 60 años, una exigencia de edad que aumenta hasta los 65 años dependiendo de los años efectivos de mandato que hayan llevado a cabo.

Esta medida, según reza el comunicado de la Cámara Baja, supondrá para muchos diputados aplazar en unos diez años el momento en el que empezarán a percibir esa pensión "vitalicia", pues hasta ahora había quien comenzaba a cobrarla a los 50 años.

Hasta ahora, el sistema "vitalicio" permitía a los diputados y senadores disfrutar de una pensión de jubilación con solo cinco años de mandato efectivo (la duración de una legislatura en Italia) con una contribución a ese fondo de pensiones de 1.006 euros mensuales provenientes de su sueldo bruto como parlamentario.

El importe de ese "vitalicio" variaba, según los años de mandato parlamentario, entre el 20 y el 60 % del sueldo, que en el caso de los diputados actualmente se cifra en 5.246,97 euros netos, a los que se suman distintas compensaciones, como 3.503 euros mensuales de dietas o hasta 3.995 euros trimestrales de gastos de transporte, según las normas de la Cámara Baja.

Reducir la pensión o renunciar a ella

Según ha explicado la vicepresidenta de la Cámara Baja, Rosy Bindi, al término de la reunión de la Oficina de Presidencia, en la reforma se ha introducido una cláusula por la que los diputados podrán renunciar a su "vitalicio" o acordar una pensión menor siempre que lo deseen.

Bindi ha dicho que esta norma permitirá a aquellos que han criticado que la reforma era "poca cosa" y que han votado en su contra (los partidos Liga Norte e Italia de los Valores) que den ejemplo y renuncien a sus privilegios.

En la reunión de hoy, la Cámara Baja ha aprobado además la aplicación al resto de su personal del sistema de pensiones previsto para el resto de trabajadores, así como una "significativa contribución de solidaridad" para los empleados ya jubilados y quienes se jubilarán con el antiguo sistema antes de cumplir 62 años.

Y la Cámara Alta ha aprobado una "penalización" para los senadores que se ausenten de las comisiones o juntas en las que se celebren votaciones, equivalente aproximadamente a lo que tocan al día por las dietas mensuales.

Al término de la reunión, el presidente de la Cámara Baja, Gianfranco Fini, ha asegurado a los periodistas que antes de que termine el próximo mes de enero habrán aprobado también la reforma de los salarios de los diputados, uno de los asuntos más polémicos de los últimos días.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba