Nacional

Rajoy abre aún más el abanico de ministrables con González Pons, Fernández Díaz y Pastor

Con el nombramiento de los presidentes del Congreso y del Senado así como con los respectivos portavoces parlamentarios, Mariano Rajoy cerró un capítulo pero, al tiempo abrió otros. Lejos de aclarar parte del complicado puzzle al que se enfrenta estos días, ha ampliado la lista de ministrables de su Gobierno, un Ejecutivo reducido que no podrá dar cabida a todos los que, pública y privadamente, aspiran a dar el salto al Consejo de Ministros. Y es que ahora vuelven a entrar en liza dos destacados dirigentes del partido: el vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, y el diputado catalán Jorge Fernández Díaz, además de una mujer de la máxima confianza de Rajoy, la ex ministra Ana Pastor. En todo caso, Pastor siempre ha aparecido también en las quinielas de futuros miembros del Gobierno.

El primero parecía destinado a la portavocía parlamentaria en sustitución de Soraya Sáenz de Santamaría. Ayer no podía ocultar su alegría por no haber sido designado para ese puesto. En cuanto a Jorge Fernández, no solo no ha sido el elegido presidente del Congreso de los Diputados sino que ha salido de la Mesa de la Cámara a la que perteneció en la pasada legislatura, al igual que Ana Pastor.

No parece previsible que Rajoy aparte a ninguno de los tres de su futuro equipo gubernamental, con una única salvedad: a Fernández Díaz podría apetecerle más ser embajador de España en el Vaticano, aunque lo cierto es que el PP ha criticado con dureza el nombramiento por parte del PSOE de representantes "políticos", de personas ajenas a la carrera diplomática para ocupar las embajadas de nuestro país, y le resultaría complicado explicar como cae en aquello que tanto han criticado.

Secretismo de Rajoy

Rajoy no avanzó ayer ninguno de los nombres de las personas que entrarán en su Gobierrno. Lo previsible es que nada se conozca hasta el día 21 o 22. Si lleva el mismo secretismo que hasta ahora, evitará todas las filtraciones. Jesús Posada y Pío García Escudero recibieron una llamada de su jefe de filas en la noche del domingo. Otros todavía tuvieron que esperar unas horas más. Es el caso del vasco Alfonso Alonso, que se enteró al filo de las nueve y media de la mañana de ayer mismo aterrizando en la T4 del aeropuerto de Barajas.

Una de las primeras decisiones que deberá tomar la nueva Mesa del Congreso, con mayoría absoluta del PP, es si Amaiur puede tener o no Grupo Parlamentario con sus siete diputados a pesar de que el de Navarra no cuenta con el 15 por ciento mínimo de los votos de su circunscripción. Será, en todo caso, una decisión política en la que se tendrá en cuenta la opinión del PP vasco, que ha colocado a uno de los suyos en la portavocía de la Cámara Baja. Pocos dudan de que en la elección de Alonso ha pesado mucho el criterio de Saénz de Santamaría, a cuyo equipo ha pertenecido en calidad de miembro de la dirección del Grupo. Además, el vasco ha estado en las reuniones del traspaso de poder.

Reunión en FAES

Por la tarde Rajoy acudió al Patronato de FAES donde José María Aznar volvió a felicitarle por su triunfo electoral así como a Jesús Posada por su designación como próximo presidente del Congreso de los Diputados. Por su parte, Rajoy comunicó a la Fundación que pretende seguir contando con ella a pesar de estar en el Gobierno, según comentaron a Vozpópuli fuentes asistentes a la misma.

Además, se tomó la decisión de ampliar el Patronato con la incorporación de Miguel Arias Cañete e Ignacio Astarloa, otros dos ministrables, y de Mauricio Toledano, presidente de la Comunidad judia de Madrid y de Joaquín Trigo, que fuera segundo de a bordo de Joan Rosell y ahora es presidente del Instituto de Estudios Econcómicads.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba